Mi amigo negro, el macho de mi madre 12, colegio

Era un día normal de colegio yo estaba sentado en mi pupitre al lado de una ventana pensando en cómo había cambiado mi vida desde la llegada de Nelson. Había pasado de ser un chaval normal y corriente a tener que ver las humillaciones que hacía Nelson con mi madre en mi propia casa. No podía permitir eso, me estaba traumatizando y desconcentrándome, no hacía más que pensar en ello y en poder encontrar una solución.

– Valeriano: Carlos!!! Te estas enterando de lo que estoy diciendo.

– Carlitos: Ehhh si profesorrrr

– Valeriano: A ver, ¿Me puedes repetir que es lo que acabo de decir en el último minuto?

– Carlitos: Pues……… ehhhhhhhhhhhhhhhh

– Valeriano: Céntrate y deja de estar en babia

– Carlitos: Siiii

Menos mal que ahora Nelson no estaba en clase, sino, fijo que se burlaba de mí sabiendo que estaba pensando en eso. En el horario de clase, había horas en que nos dividían en dos grupos y a él, ahora le tocaba clase de gimnasia. Al estar mi pupitre al lado de la ventana podía ver como el puto negro estaba jugando un partidillo de futbito con algunos compañeros de clase. Era la última clase de la mañana y por lo menos no iríamos a casa juntos al estar haciendo actividades separadas, así por lo menos tendría un respiro y no me restregaría por la cara como estaba follando a mi madre.

Quedaban 15 minutos para salir y el conserje del colegio abrió las puertas del colegio, para que los padres pudieran entrar y recoger a los hijos. Siempre se formaba un tumulto en la parte de afuera de la entrada al estar esperando los padres. El parking que había fuera del colegio para que aparcaran los coches se empezaba a llenar. En eso que me fijo y PARECE EL COCHE DE MI MADRE!!!! Un Kaskai blanco con techo solar, era inconfundible había muy pocos así por nuestra ciudad. Pero porque narices había venido a recogernos. Desde que tenía 12 años yo siempre había vuelto a casa solo. Venía en contadas ocasiones cuando teníamos que irnos a algún otro lado o había una urgencia.

Salió del coche y llevaba un vestido de una pieza de tirantes con un escote que dejaba apreciar un poco el canalillo de sus tetas y que terminaba en una falda corta, como las que se había comprado nuevas. Hacía bueno y solo llevaba eso además del bolso colgado del hombro. Fue hacía la puerta del colegio y saludo a algunos padres que conocía, estuvo hablando un rato con ellos alejada del patio, si se quedaba allí no vería a Nelson jugar en el patio, porque me estaba dando miedo que le encontrara y fuera a pasar algo. Dios que no le vea, rezaba. Pero se paró solo un instante a para decir, hola, adiós y poco más, y siguió caminando hacia el patio, donde también había otros padres buscando a sus hijos. Se puso detrás de un pequeño murete que separaba la zona de juegos de la donde esperaban los padres y busco con la mirada a ver si nos veía, y joderrrrrr vio al puto negro, no era difícil encontrarle porque era de los pocos negros que había en mi colegio y su altura destacaba entre el resto. Solo esperaba que ahora mi madre se quedara allí y Nelson no la viera. El seguía jugando, ya le podían partir una pierna en el partido aunque era muy difícil por el muy hijo puta jugaba bien y aparte era difícil derribarle. El balón salió fuera del campo y le toco sacar un córner al equipo de Nelson, la portería del contrario estaba más hacia donde lo padres. Nelson al ser alto fue caminando a ver si remataba el córner y en eso que vio a mi madre, claro ella estaba agitando los brazos, ainssssss. Nelson se quedó un rato mirándola, la saludo y estuvo un rato quieto pensando. Sacaron el córner y remato uno de su equipo fuera, momento en que Nelson se despidió con los que estaba jugando y fue hacía mi madre. En la clase de gimnasia el profesor nos solía dejar jugar los últimos 10 minutos al deporte que quisiéramos, el por su parte se volvía a su despacho y no nos contralaba al ser última hora.

Yo estaba malísimo viéndoles desde la ventana, estaba queriéndome levantarme del pupitre para salir e ir junto a mi madre, el muy cabrón podía hacer cualquier cosa y ponernos en evidencia delante de todo el colegio, pero la putada es que todavía quedaban 10 minutos para salir.

– Nelson: ¿Sara cómo es que has venido a buscarnos?

Nelson la saludo dándola un beso, en la mejilla pero tan próximo a sus labios que un poco más y cualquiera que los viera pensaría que algo había entre ellos. Yo no podía escuchar la conversación pero os la relatare lo que después me enteré.

– Sara: Hola amor. Es que estuve liada toda la mañana haciendo papeleos con el banco y no he tenido tiempo de preparar la comida. Así que pensé que porque no nos íbamos a comer por ahí.

– Nelson: A mí me parece una idea Genial. Lo que pasa que tendremos que esperar un rato, porque a Carlitos le tocaba a esta hora clase de matemáticas.

– Sara: Bueno, que remedio esperaremos.

– Nelson: Si quieres cojo la mochila y la llevamos para el coche.

– Sara: vale, como quieras.

Nelson se fue al vestuario y volvió con la mochila yéndose los dos después para el aparcamiento, donde mi madre tenía el coche. Pensé que así al menos no verían a mi madre con él y la gente no sospecharía nada. Salieron del colegio y se fueron al aparcamiento a meter la mochila en el maletero.

– Nelson: Uii Sara se me ha olvidado cambiarme en el vestuario, que estoy un poco sudado después del partido.

– Sara: Jobar, pues vuelve al vestuario y cámbiate.

– Nelson: No, es que volver otra vez con la mochila no me apetece, tardo demasiado tiempo, además es solo cambiarme de ropa y listo, lo hago aquí mismo que no me ve nadie.

– Sara: Ehhhhh vale como quieras.

Nelson empezó a sacar la ropa de andar por calle de su mochila. Se quitó la camiseta de deporte con lo que dejo ver todo su torso desnudo. Después de haber hecho ejercicio estaba más definido aún y mi madre no le quitaba ojo de encima.

– Nelson: Sara me vas a tener que ayudar que no quiero que me vean en bolas. Toma coge la toalla y para taparme mientras me quito los pantalones y el canzoncillo.

– Sara: Vale, jejeje como cuando Carlitos era pequeño y le cambiaba en la piscina

– Nelson: Si, igual pero yo ahora estoy más crecidito y también tengo otras cosas más crecidas.

Mi madre tenía los brazos alrededor de la cintura de Nelson para sujetarle la toalla, la cual le rodeaba por todos los lados excepto el frente que daba a mama. Nelson se había quitado ya los calzoncillos y dejo ver su tremenda polla, mirando mi madre embobada.

– Sara: Sisisi , bastante más crecidito.

La polla empezó a empalmarse y como la toalla era corta mi madre quedo muy pegada a Nelson con lo que su polla empezó a levantar la parte de abajo del vestido de mi madre, parecía que tenía vida propia y sabia donde tenía que buscar.

– Nelson: Umm Sara parece que mi polla tiene ganas de marcha.

– Sara: Si ya veo, pero estamos en la calle, asi que no hagas el tonto.

– Nelson: ¿Pero tu has visto como al tengo?

Nelson agarro a mi madre de la cintura y la atrajo hacia él, con lo que su polla se metió entre su piernas, eran tan grande que le salía a mi madre más de 10 cms por debajo de su culo, mientras aprovecho para pegarla un morreo.

– Sara: No hagas el tonto, te he dicho.

– Nelson: Tranquila que no nos ve nadie, no hay gente cerca y si vigilas ya verás como no pasa nada.

Nelson empezó a hacer como si la follara, pasando su polla por debajo del tanga con un mete saque suavecito.

– Nelson: ¿No me digas que esto no te gusta?

– Sara: Si, esta rico, pero no podemos ( la resistencia de mi madre ya era leve)

– Nelson: Tú cierra bien las piernas para apretarme la polla y vigila que no venga nadie.

Desde la ventana podía ver a mi madre girando la cabeza a todos los lados, su cara ya daba muestras de excitación con la boca abierta y dando pequeños jadeos mientras Nelson la metía la polla entre las piernas.

– Sara: Vengaa ahh termina rápido que nos van a ver y tiene que venir Carlitos.

– Nelson: Si viene Carlitos no pasa nada además puede ponerse a vigilar, jejejeje

– Sara: Ahhh venga termina antes de que llegue.

– Nelson: Es que Sara no puedo terminar así, esto me pone, pero no hará que me corra, necesito tu coño para correrme.

– Sara: Uffff que no podemos hacerlo aquí!!!

– Nelson: Que siiii

– Sara: Que estamos al lado del colegio y nos ven!!!

De repente un balón de futbol salió del colegio y cayo a unos metros de donde estaban Nelson y mi madre.

– Sara: Corre correee vistetete que nos ven cuando vengan a por el balón.

– Nelson: Hay que joderse no puede hacer uno las cosas a gusto

Se puso el pantalón y el chaval que fue a buscar el balón no les pillo, disimularon haciendo como que estaban hablando:

– Nelson: Ves cómo podemos ver antes a quien venga

– Sara: Si pero es muy arriesgado

– Nelson: Que no tu tranqui, solo vigila.

En ese momento Nelson se agacho poniéndose de rodillas y empezando a dar besos al coño de mi madre. Tenía su cara metida dentro del vestido comiéndola todo y pasando la lengua por encima del tanga de mi madre.

– Sara: Ufff joderrr que bueno

– Nelson: Umm ya estoy notando como se está poniendo cachondo este chochín, huele que da gusto.

– Sara: Ufff paraa que me ven!!

– Nelson: si acabo de empezar nena, ahora vas a saber lo que es bueno.

Y paso sus manos por las caderas de mi madre haciendo que el tanga descendiera poco a poco dejando ver que su cocho ya estaba empezando a disfrutar debido a la humedad que tenía.

– Sara: Noo que me van a ver el coño

– Nelson: Tu estate atenta y disfruta.

Nelson empezó a meterla dos dedos dentro del coño

– Sara: Ahhhhhhhh ahhhhhhhhhh ahhhhhh estás loco

– Nelson: Y tu eres una puta a la que le gusta esto

– Sara: Siii joderrr pero hazlo rápidooooo

– Nelson: con dos dedos no te tengo ni la mitad de llena, habrá que meter cuatro, como se nota que mi polla te está dilatando el coño.

– Sara: Ufffff joderrrrrrrr Siiiii más rapidooooo

Mi madre empezaba a destilar jugos por el coño y empezaba a hacer el sonido de CHOF CHOF CHOF CHOF, indicativo que se estaba corriendo, pero sonó LA SIRENA DEL COLEGIO, ringgggggggggggggggg.

– Sara: No no no no para que va a salir la gente del colegio y nos va a verrrr

– Nelson: Venga con lo que te estaba gustando.

Y la clavo más todavía los cuatro dedos en el coño.

– Sara: Ahhhh vale yaaa que van a venir!!!!

– Nelson: Espera que tengo una idea.

– Sara: ¿Qué vas a hacer?

– Nelson: Abre la puerta de atrás del coche.

– Sara: No que aunque nos metamos nos van a ver.

– Nelson: Te he dicho que la abras!!!!!

– Sara: Que noooo.

– Nelson: Hay que joderseeee, lo hare yo.

Cogió las llaves del bolso de mi madre y desbloqueo las puertas con el mando, cuando abrió la puerta cogió a mi madre y la empujo, cayendo en los asientos traseros del coche tumbada bocabajo.

Yo al oír la sirena ringggggggg baje cagando ostias por las escaleras. Había muchos chavales de otros curos por los que me tuve que abrir paso a empujones.

– Nelson: Te voy a follar bien follada aquí mismo para que termines de correrte, so puta!!!

– Sara: Que no Nelson que es peligroso.

– Nelson: Que no nos van a ver puta.

– Sara: ADEMÁS NO LLEVAS CONDÓN!!!!!!

– Nelson: Joder es hora de hacerlo ya a pelo que llevamos tiempo follando!!

– Sara: Pero no quiero quedarme embarazada.

– Nelson: Yo tampoco quiero un baby, que a este chochín le quedan muchas folladas todavía antes de que paras a un negrito zumbón como yo, jejejeje

Nelson se bajó los pantalones y se metió en el coche clavándola a mi madre la polla en su coño. Los dos estaban tumbados en la parte trasera del coche con Nelson encima del culo de mi madre y metiéndola la polla hasta el fondo.

– Sara: Ahhhhhhh joderrr que burro, que bien se siente así tu pollaaaaaa.

– Nelson: Así vamos a follar a partir de ahora nena.

– Sara: Ahhhhh, cierra la puertaaaa que viene gente

– Nelson: No te preocupes que yo te cubro entera y no te vera nadie

Era la primera vez que mi madre recibía esa polla sin tener un plástico de por medio. Nelson empezó una follada con movimientos cortos debió al poco espacio que tenían, cortos pero rápidos. Tenía una mano en la cara de mi madre puesta encima ya que no encontraba otro sitio, la tenía los dedos metidos en la boca mientras se la follaba salvajemente!!

– Sara: Ahhhh Ahhhh

– Nelson: Caya que como sigas así, si que nos van a ver.

La gente estaba pasando cerca del coche, el peligro de que les vieran era máximo. Yo estaba corriendo por el patio como un loco, saltando, esquivando a la gente, hasta que por fin llegue al aparcamiento y empecé a golpear el cristal del coche, lo único que veía era el culo de Nelson moviéndose rítmicamente.

– Carlitos: Cabrónnnnn quieres parar y abrir el coche de una puta vez!!!

– Nelson: Imbécil quieres cerrar la boca!!! Que como sigas así vas a montar un escándanlo y nos va a ver!!!

– Carlitos: Argggggg

Joder tenía razón!!! Como me vieran gritar y golpear vendrían y entonces sí que nos pillarían

– Sara: Noooo gritesss cariñoo ahhhhhh ahhhhhhhh, que es peor, vigila que no se acerque nadie.

– Carlitos: Mierdaaaa.

Me puse a vigilar por todos los lados, la gente seguía pasando hacia el aparcamiento para montarse en los coches e irse a sus casas. Me fije en nuestro coche y me di cuenta que los cristales se estaban empezando a empañar del calor que estaban desprendiendo los dos al follar.

– Nelson: Nena, date la vuelta que quiero follarte viéndote la cara.

Se levantó un poco del asiento, haciendo que su culo se acercara más al cristal donde estaba yo, en ese momento pude ver que no tenía el preservativo puesto.

– Carlitos:: Cabrón!! No te has puesto condon!!

– Nelson: No tenemos, además controlo y tu madre disfruta más, a que si nena?

Mi madre se giro debajo de él, ahora dándole la cara, la abrió las piernas y pude ver como su polla separaba los labios vaginales de mi madre y entraba sin problemas en su coño

– Sara: Siii ahhhhhhhhh.

– Nelson: Cayaaa que nos oyen

La pego un morreo en toda la boca metiéndola la lengua hasta el fondo, mientras con sus manos magreaba sus tetas.

– Nelson: Ummmmm ummmmm

– Sara: Ummmm ummmm

– Nelson: Ahhhh hacia mucho que no follaba en un coche.

– Sara: Ufffff yo desde hace añosss

– Nelson: Empieza a hacer calor aquí con tanto sudor.

– Sara: Siii ahhhhh casi no puedo respirar y contigo encima menos.

– Nelson: Abra que salir, que ahora que esta Carlitos nos puede echar una mano controlando a la peña

– Sara: No no no no no afuera no!!!

Nelson abrió la puerta y salido levantándose con mi madre agarrada por el vientre y su polla ensartada en el coño por debajo del vestido.

– Nelson: Pringado, vigila bien que dentro es incómodo para follar y además no se puede respirar teniendo todo cerrado.

– Sara: Hijoooo que no nos vean que esto acaba pronto ahhhhhh ahhhhhh.

Nelson seguía con la polla clavada en el coño de mi madre por detrás y ella estaba en medio de los dos mirando hacia a mí. Su mirada se clavó en la mía al igual que otras veces. Nelson comenzó otra vez a follársela con lo que mi madre para no perder el equilibrio me agarro de los antebrazos y yo a ella. Estaba con el culo un poco echado hacía atrás y yo sujetandola mientras él se la estaba follando. Solo podía ver la cara de gozo que tenía mi madre y los pequeños jadeos que estaba emitiendo.

– Sara: Ahhhhhh ahhhhh vamossss terminaaaa

– Nelson: Ufff esto me está gustando la ostia, creo que voy a seguir así un buen rato, que ahora que tenemos vigilante, estamos más seguros ¿A que si pringado?

– Carlitos: Caya imbécil!!!

En eso que por detrás mío apareció UN NIÑO DE 7 AÑOS!!! Estaba jugando al escondite con los amigos y con la conversación no le vi venir!!! Se quedó un buen rato mirando la cara de mi madre con la boca abierta y con los ojos como platos. No conseguí tapar entera a mama porque no tenía las espaldas tan anchas como las de Nelson. Cuando me di cuenta de que estaba allí me puse en medio para que no la viera.

– Carlitos: Porque no te vas a tu puta casa!!!

El niño con la boca abierta echo a correr con una cara de susto que parecía que iba a llorar.

– Nelson: Por lo menos este va a aprender antes que tú lo que es una follada, jejeje.

– Sara: Ahhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhh

– Carlitos: Serás, hijo puta!!! Has visto!! Casi os pillan!!!

– Nelson: Pues es culpa tuya por no estar atento.

– Sara: Ahhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhh

– Carlitos: Pues el jodio niño ahora ira a sus padres llorando y se lo contará y como vengan la vais a cagar. Así que esto se acabó.

Cogí a mi madre fuertemente de los antebrazos y tire de ella hacia a mí, haciendo que la polla de Nelson saliera de su coño.

– Sara: Ummmmmmmm

– Nelson: Pero que haces payaso!!! Me estás dando órdenes y además me quitas a una tía de la polla mientras me la estoy follando!!! ¿Tu estas gilipollas o qué?

– Carlitos: Pues si porque no quiero que os pillen y luego hablen de vosotros en los corrillos.

– Nelson: Te vas a enterar.

Aparto a mi madre que estaba entre media y me soltó una torta en la cara que me dejo medio sordo, con un zumbido persistente. Luego cogió mi cabeza y la puso contra el coche.

– Nelson: Tu puto niñato, no me vas a decir lo que tengo que hacer!!!!!

– Sara: Aiiiii para ya!!!! tiene razón nos pueden pillar aquí.

– Nelson: ¿Ehhhhh? ¿Le estas dando la razón al puto imbécil este?

Mi madre parecía que estaba entrando en razón y ya la tenía de mi parte

– Sara: Siii y suelta ya a mi hijo.

– Nelson: Esta bien, le dejo, tenéis razón. Pero esto no se va a quedar así, yo cuando empiezo una cosa la termino, y más si follo.

Agarro a mi madre del brazo y la llevo con él, se dirigían AL COLEGIO! Joderrrrrr yo fui detrás de ellos, pero me di cuenta que habían dejado la puerta abierta del coche, asi que tuve que ir a cerrarla para que no nos robaran, cuando lo cerré me di cuenta que el tanga de mi madre estaba en el suelo, lo cogí, estaba húmedo y desprendía olor a sexo que echaba para atrás, un aroma que me encantaba, y lo tire dentro del coche cerrando la puerta. Nelson y mi madre estaban entrando en el colegio, yo corrí, me llevaban unos metros.

– Nelson: Camina conmigo como si no pasara nada, a no ser que quieres montar un pollo!!!

– Sara: Siii, me estás dando miedo.

– Nelson: Tu tranqui nena que no pasa nada.

Subieron unas pequeñas escaleras de entrada y yo que ya estaba detrás, cuando subió mi madre pude ver su coño al aire. Era tan corto el vestido que se la veían las nalgas cuando subía y sus labios vaginales adaptándose a cada paso de ella.

– Nelson: Tu niñato tampoco hagas nada, no vayas a montar un escandalo.

– Carlitos: Pero que cojones haces!!!!

– Nelson: Ya lo verás.

El muy cabrón se la estaba llevando a los baños que había en el patio del colegio, por fortuna ya iba quedando menos gente en el colegio, pocos padres y algún grupo de chicos jugando. Nelson en los últimos metros soltó a mi madre del brazo y la metió dedos en el coño por atrás.

– Sara: Ahhhhhhhhh

Ahora la estaba llevando no agarrada del brazo sino del coño, como su puta. Los baños, los utilizaba todo el mundo, tenían las puertas de madera, algunas caídas, los lavabos destrozados y con un olor a meado insoportable. Nelson entro y se aseguró que no había nadie.

– Nelson: Ahora os vais a enterar quien manda en esta familia.

– Carlitos: Cabrón!! Suelta a mi madre.

– Nelson: Tu cállate la puta boca y vigila.

Nelson no se metió en ningún baño sino que cogió a mi madre, la levanto la falda del vestido y la bajo el escote quitándola el sujetador. El vestido quedo como un cinturón alrededor suyo, dejando ver esas tetazas tan buenas que tenia. La agarro del pelo y la puso mirando al espejo de uno de los lavabos.

– Nelson: Aquí se va a hacer lo que yo diga!!! Niñato mira hacia aquí que quiero que veas quien es el que manda

Cogió el culo de mi madre lo abrió y la metió la polla de un golpe seco.

– Sara: Ahhhhh joderrrr

– Nelson: Quiero que veas en el espejo quien es el que te folla en esta casa.

Nelson empezó a fallársela con unas embestidas tremendas de la mala ostia que tenía, los golpes de la pelvis contra el culo de mi madre sonaban la ostia!!! PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF PLOF. Tenía a mi madre agarrada del pelo con una mano y con la otra la tenía agarrada las tetas a las que de vez en cuando les daba alguna ostia. Yo seguía afuera en la puerta vigilando que no viniera nadie.

– Nelson: Te enteras de quien es el que manda aquí putitaaaaaa

– Sara: Siiii ahhhhhh ahhhhhh ahhhhhh ahhhhhh ahhhhhh ahhhhhh ahhhhhh

– Nelson: Se hace lo que yo diga y punto!!!

– Sara: Siiii ahhhhhh tu eres el que mandahhhh ahhhh ahhhhh

Mi madre hacia todo lo posible por aguantar las folladas de Nelson, se sujetaba al lavabo como podía mientras sus tetas se balanceaban al ritmo de las embestidas, las tenía rojas de las bofetadas que Nelson las daba, la sangre fluía por ellas haciendo que los pezones se la pusieran durísimos.

– Nelson: Eres mi puta y hago contigo lo que me da la gana!!! Me has oído

– Sara: Siii ahhhhhhh ahhhhhhhhh ahhhhhh

– Carlitos: No digas eso de mi madre!!!!

– Nelson: Digo lo que quiera!!!

Seguía follandose a mi madre, cogiéndola del pelo, metiéndola la mano en la boca, frotando su coño por encima y haciendo que su espalda se pegara contra su pecho. La estaba dando bien duro, tratándola como una autentica puta. La metió un último pollazo que hizo tambalearse a mi madre, dejando su polla puesta encima de las nalgas del culo. La tenia durísima y ahora al no tener condón, se notaba perfectamente los jugos vaginales alrededor de su tronco. El coño de mi madre al salir la polla de Nelson soltó un par de chorros. A pesar del miedo que tenía mi madre, su coño disfrutaba con la polla de Nelson. La cogió de la cintura la separo del lavabo y la tiro al suelo, que estaba lleno de suciedad y alguna meada de críos. Luego la volvió a coger del pelo y agachándose Nelson la dijo

– Nelson: Os enteráis de una puta vez quien manda aquí!!

– Carlitos: Mamonazo!!!!

– Nelson: Abre la boquita putita

Nelson la metió la polla hasta el fondo de la garganta, mi madre no podía aguantar semejante polla y empezaba a dar arcadas cayéndose la baba que se mezcla con la suciedad del suelo, pude ver sus ojos los cuales estaban llenos de lágrimas por el esfuerzo que estaba haciendo. Nelson la tenía dominada y hacia que se tragara cada vez más la polla, para ello la cogía con sus manazadas de la cara y hacia que su polla se clavara más.

– Sara: GLUP GLUP GLUP GLUP GLUP GLUP GLUP GLUP GLUP

– Nelson: Arggg cuando te tragues toda mi polla dejare de follarte

– Sara: GLUP GLUP GLUP GLUP GLUP GLUP GLUP GLUP GLUP

ESO ERA IMPOSIBLE!!!, Nelson decía eso porque sabría que mi madre jamás podría.

– Sara: Muy bien zorrita así me gusta que tragues, ahora por tu otro agujerito

La dio la vuelta a mi madre y la hizo poner el culo en pompa, mientras su cara ahora estaba contra el suelo lleno de mierda. La cogió del vestido con ambas manos, que ahora era un simple cinturón alrededor de sus caderas y se la volvió a follar. Parecía que Nelson estaba montando a caballo agarrando el vestido de mi madre como si fueran las correas que tiran del caballo.

– Nelson: Te gusta esto putita!!!

– Sara: Siiii ahhhhhhhh ahhhhhhhhhh

– Nelson: Arggggg estas como una autentica yegua en esta posición, ves como se lo que es mejor para esta familia!!!

– Sara: Siiii ahhhhhhhh

– Carlitos: Quieres parar de una vez!!

– Nelson: Creo que algún mierda no se ha entendido

Y Nelson puso un pie encima de la cara de mi madre, se la estaba follando apoyando su peso en esa cara que me encantaba, no tenía ningún respeto. La cara de mi madre era una mezcla de sufrimeitno y placer

– Sara: argggg si si si si

– Nelson: Si es que cuanto más me cabreo mejor folloooo. Ven imbécil sigue diciendo cosas que ya verás como reviento a tu madre

– Carlitos: Argggg

– Nelson: EL QUE MANDA AQUÍ SOY YO!!!

Por fin quito su pie de la cara de mi madre y la levanto del suelo con su polla todavía metida en en el fondo del coño. La cogió y la DIRIGIO HACÍA LA ENTRADA DEL BAÑO DONDE ESTABA YO. Mi madre caminaba con pasitos cortos hacía mí y Nelson pegado a su espalda con la polla enfundada.

– Carlitos: No no que haces!!! No salgas del baño.

– Nelson: Uiiiii ¿Y si me apetece enseñar a mi putita? Yo creo que dependerá de Sara, de lo fuerte que sea y si puede aguantar mis embestidas.

– Sara: Ufffffff

Mi madre para no salir del baño, puso las manos en el marco de la puerta, la cual era inexistente, de las ostias que le metían los chavales del colegio la habían arrancado. Ahora tenía a mi madre con los brazos estirados haciendo fuerza para no salir, su culo echado para atrás y mientras Nelson haciendo fuerza en sus folladas.

– Sara: Ahhhhhh ahhhhhhhh ahhhhhhhh ahhhhhhh

– Nelson: Venga putita que sí que puedes aguantar mis pollazos.

– Sara: Siiiiiiii joderrrrrrr ahhhhh ahhhhhh ahhhhhhh

La tenia a escasos centímetros la cara de mi madre, era puro placer, gemía con la boca abierta intentando coger aire para aguantar, sacaba la lengua, se mordía los labios, estaba gozando como una puta bien follada, sus tetas se balanceaban de atrás hacia delante, que además estaban llenas de una mezcla de babas y sudor, de su pezón derecho caía un hilillo de esa mezcla. Sus ojos se clavaron fijamente en los míos no sé si buscando una mirada de compasión o de aprobación por aquello que estaba haciendo. Mi polla ya estaba empezando reaccionar y la notaba dura en el pantalón. Nelson la volvió a agarrar del pelo haciendo que no dejara de mirarme.

– Nelson: Sara dile quien es el que manda aquí!!!

– Sara: Tuuuu ahhhhhh ahhhhhhhhh ahhhhhhhh ahhhhhhh

– Nelson: No te he oído bien. (Metiendola otro pollazo)

– Sara: Tuuuu ahhhhh ahhhhh ahhhhhhhhhhhh

– Nelson: Que solo te oigo gemir!!!!!

– Sara: Tuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu

– Nesol: ¿Y tu que eres?

– Sara: Tu putahhhhhh ahhhhhh ahhhhhhhh ahhhh

– Nelson: Quiero oírtelo decir entero. Yo soy la puta de Nelson

– Sara: Yooo ahhhhh soyyy la ahhhhhhh putahhhhhh ahhhhhhh de Nelsonnnnnnnnnn

– Nelson: Asi me gusta una zorra obediente. ¿Qué es lo que te gusta que te haga yo?

– Sara: Ahhhhhh ahhhhhh ahhhhhh ahhhhhh

– Nelson: Vamos putita tu puedes (La seguía dando pollazos fuertes y secos)

– Sara: Me gusta que me folles con tu polla.

– Nelson: Ummm vas a tener rabo hasta artarte.

– Carlitos: Dejala yaaaa

Yo seguía en el marco de la puerta, afuera vigilando a ambos lados y mirando a mi madre como se estaba corriendo de placer con las embestidas de Nelson. Sus brazos estaban supertensos haciendo fuerza contra el marco.

– Nelson: Parece que seguimos sin aprender! Dile a tu hijo que te gusta que la veas follar conmigo.

– Sara: Ahhhhh noooo ahhhhh ahhhhhhh

– Nelson: ¿Nooo?

Nelson cogió a mi madre la atrajo su cuerpo hacia él, se agacho abriéndola la piernas y la cogio en volandas. Ahora podía ver en todo su esplendor su coño perforado por la polla de Nelson. Los brazos de Nelson la mantenían las piernas superabiertas mientras que su polla se enterraba en el chochín de mi madre. Se la estaba clavando a base de bien, tenía la polla reluciente debida a los flujos de mi madre. Sus tetas seguían votando acompasadas al ritmo de las embestidas.

– Nelson: ¿Dile que te gusta que te vea como te follo?

– Sara: Ahhhhhh ahhhhhhh me gustahhhh que mi hijooo me me veahhhhh follar contigo

– Nelson: Bien, vamos aprendiendo zorrita, y tu pringado ¿A qué te pone cachondo que me folle a tu madre?

– Carlitos: Si, me pone cachondo (tuve que decir resignado por lo que podía hacer)

– Nelson: Así da gusto, esta familia. Ufff me está costando sujetar a tu madre, me tendrás que ayudar.

– Sara: Ahhh cariño ayúdame!!!!

Nelson hizo que mi madre se cayera hacia delante y yo para evitar que se estampanara contra el suelo tuve que agarrala por debajo de los brazos. MI MADRE QUEDO EN POSICIÓN HORIZONTAL EN EL AIRE SUJETADA POR MÍ Y POR NELSON!!!!! Nelson ahora se podía mover con mayor velocidad al no aguantar el todo el peso. La tenía las piernas separadas y su polla clavándose hasta el fondo, se la estaba metiendo más que otras veces, el coño de mi madre se estaba empezando a amoldar a su polla.

– Sara: Ahhhhhhh joder sujetarme

– Nelson: Nena tranquila que yo te tengo bien calvada, a ver si el pringado esta fuerte y aguanta

– Carlitos: Arggg mamaaaa

– Sara: Sujetameeeeeeeee hijo ahhhhhh ahhhhhh ( me decía mirándome a los ojos)

– Carlitos: Sii mama

Al estar agarrándola por debajo de los brazos la rozaba las tetas, nunca las había tenido tan cerca pero me daba cosa tocársela y simplemente la rozaba el borde de ellas. Me estaba poniendo la polla más dura todavía. Su tacto era suave, lo que estaba haciendo que se me resbalara. Ya no podía con ella y se me iba cayendo, se me iba resbalando de los brazos y su cara que estaba apoyada contra la parte baja de mi pecho iba descendiendo poco a poco. Tenía que hacer fuerzas para sujetarlas y para ello doble las rodillas para tener mayor estabilidad. Pero no podíaaa, la cara de mi madre seguía descendiendo por mi cuerpo y al poco rato su cara estaba a la altura de mi polla.

– Sara: Hijooooooo ahhhhhhh ahhhhhh ahhhh

Me miraba a la cara sorprendida de mi erección. Su boca de la excitación se abría de par en par y de vez en cuando sacaba la lengua. Lo que hizo que alguna de sus pasadas rozarán mi polla, no sé si por accidente, o intencionadamente, pero eso me estaba poniendo cada vez peor!!!!! Mi polla cada vez crecía más y el capullo se acercaba cada vez más a la cara de mi madre. Decidí disimuladamente dejar caer un poco más a mi madre con lo que su mi polla ya estaba rozando su mejilla. Qué pena que no tuviera manos, sino me sacaba la polla del pantalón y se la metía en la boca. Estaba gozando como un cabrón, mi polla tiesa, rozando esas tetas con las manos que me volvían loco y viendo como el culito de mi madre se abría para que la polla de Nelson se enterrara en ella.

– Nelson: Sujeta fuerte gilipollas que igual de aquí te sale un hermanito!!! Jejeje. Le podrás decir cuando sea grande que tu ayudaste en su concepción, jajajaja

– Carlitos: Capullooooo

– Sara: ahhhhhhhhh ahhhhhhhhh ahahhhhh

En eso mire a un lado y vi que venía Juan!!! Un compañero de clase. Joderrrrr les iba a pillar follando, tenía que hacer algo para que no viniera aquí y les viera.

– Carlitos: Joder!!! Que viene Juan, tío.

Solté a mi madre dejándola otra vez con la cara pegada en el suelo pegajoso y lleno de mierda mientras recibía los pollazos de Nelson

– Sara: Ahhhhhhh joderrrrrrr ahhhhhhhh

– Nelson: ¿Juan, alias Juarrito? El de clase

– Carlitos: Si, ostia

– Sara: Ahhhhhhhh ahhhhhhh ahhhhhhh ahora nooooo

– Nelson: Pufff como nos vea se va a correr en el acto, que es un salido de mierda.

– Sara: Ahhhhhhh ahhhhh ahhhhhhh

– Carlitos: Ostia!!!! Tenéis que parar ya que os va a ver y se lo dirá a toda la clase.

– Sara: Ahhhhhh ahhhhh ahora nooooo que ya estaba en lo mejor!!

Yo flipando!!!! Mi madre estaba otra vez en las manos de Nelson, ya la tenía controlada de tanto pollazo que la había metido y estaba que pedía más rabo!!! Cambiaba totalmente cuando Nelson se la follaba, parecía una gatita obediente

– Nelson: Ya has oído a tu madre estamos en lo mejor y no vamos a parar, así que haz algo!!!

– Sara: Ahhhhhhhhh ahhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhh

– Carlitos: Joder!!!!! Puta ostiaaa, a ver que pienso….. Meteos en un cabina de baño que yo le entretengo

– Nelson: Espera, quiero oírtelo decir bien. Di, follarte a mi madre en el baño.

– Carlitos: Follate a mi madre en el baño

– Sara: Ahhhhhhhhhh ahhhhhhhhhh ahhhhhhhhhh

– Nelson: Muy bien!!! Vamos zprrita

Nelson puso a mi madre a cuatro patas y se fueron hasta una cabina con retrete con su polla metida en el coño mientras mi madre gateaba

– Juan: Eii tío que pasa.

– Nelson: Ehhhh nada estaba aquiiiii que salía del baño y … nada ya me piraba para casa.

– Juan: Ok, yo entrare ahora

– Carlitos: Noo tio, no puedes pasar

– Juan: ¿Por qué?

– Carlitos: Porqué esta hecho una mierda el baño.

– Juan: Ya joder, eso ya lo se tío, déjame entrar

– Carlitos: Que no, que te vayas a otro (le empuje)

– Juan: ¿Pero tu que te has creído?

– Carlitos: Que aquí no vas a entrar cojones!!!

– Juan: Porque tú lo digas (intento apartarme para pasar, pero yo le agarre)

– Carlitos: Ostia que no!!

– Juan: Joder!!!

Empezamos a forcejear, agarrándonos, tirando de la ropa, no quería por nada del mundo que entrara y en ese momento.

– Nelson: Joder!!!! Así no hay quien folle!!!! (dijo asomando la cabeza por la puerta)

– Juan: Ostia tioooooooo

Me quede perpeflooo, que iba a hacer Nelson?

– Nelson: No ves que estoy follando Juan cojones!!!!

– Sara: Ahhhhh ahhhhhhh ahhhhhahhh

– Juan: Ostia tío, no lo sabía, perdona.

A Nelson le tenían mucho respeto en el colegio porqué si se pasaban con él sabían que les podían caer un par de ostias

– Nelson: Yaa pues entérate tío, le dije a Carlitos que me vigilara la puerta para que no me pillara algún profesor.

– Sara: Ahhhhh ahhhhhhh ahhhhhahhh

– Juan: Ok ok, y a quien te estas follando?

Uooooooo mi cara era de asombroooo

– Nelson: Anda a ti te lo voy a decir, a las señoritas ai que manternerlas en el anonimato.

– Juan: Bueno bien anda, no me lo creo

– Nelson: ¿Qué no? Ahora veras.

Nelson ABRIO LA PUERTAAAA y dio unos pasos hacia atrás sacando solo el culo de mi madre!!!!! SE LA ESTABA FOLLANDO DESDE ATRÁS Y SE VEIA DE PERFIL COMO SU POLLA SE ENTERRABA ENTRE LAS NALGAS DE MI MADRE!!!

– Sara: Ahhhhh ahhhhhhh

– Juan: Joder tiooo que pasada

– Nelson: ¿A que está bien este culito??

– Juan: Siii, es la ostia

– Sara: Ahhhhh ahhhhhhh

– Nelson: Uff pues no veas como pide polla, ¿A que si nena?

– Sara: Ahhhhhh ahhhhhhhhh sii (dijo mi madre imitando a una voz de niña)

– Nelson: Y la chupa de puta madre!!!

En ese momento se aparto de mi madre volvió a entrar al baño y SALIO CON LA CABEZA DE MI MADRE CHUPANDOLE LA POLLA!!!!!! La tenia cogida la cabeza de tal manera que solo la veíamos el cogote y su cara la tapaba el pelo.

– Juan: Puffff tio que pasada (me daba codazos Juan)

– Carlitos: Ya te digo.

– Nelson: Bueno ya has visto suficiente, ya tienes para hacerte una pajilla cuando llegues a casa, así que pírate si no quieres que te de dos ostias por estropearme la follada.

– Juan: Vale vale tío te dejo

– Carlitos: Venga pírate!! (le empuje para que se fuera)

Juan no paraba de mirar atrás cuando se iba, yo le seguí con la mirada para ver que no se daba la vuelta y no se lo decía a nadie.

– Nelson: Bueno ¿Ya habéis visto quien es el que manda aquí? Y quien soluciona los problemas de la familia.

– Sara: Sii ahhhhhhhhhhhhhhh

– Carlitos: Sii

– Nelson: Pues ahora ven y vamos a terminar esto de una puta vez.

Nelson se sentó en la taza del wáter y mi madre fue hacia él, se abrió de piernas, cogió su polla con su mano, con la otra se abrió los labios del coño con dos dedos y se fue sentando encima de ella. No la costó nada de lo lubricado que lo tenía!!! Se fue deslizando y empezó a subir y bajar sobre ese mástil. Nelson estaba como el puto amo con los brazos detrás de su cabeza mientras mi madre lo follaba, la cogía de la cabeza y la metía la lengua hasta el fondo también daba cuentas de sus tetas, mamándolas y poniendo los pezones rojos y duros de las chupadas que la daba, pasando su asquerosa lengua por toda su teta y luego chupando el pezón. Nelson hizo que mi madre parase y pego todo su cuerpo al suyo, la agarro del pelo tirándoselo hacia atrás de manera que su cabeza miraba al techo.

– Nelson: ¿Quién es el que manda?

Y levanto a mi madre unos centímetros y se la clavo con un golpe seco bajando el cuerpo de mi madre sobre su polla. Era tal el golpe que la metía Nelson que sonaba la taza del wáter golpear contra la pared.

– Sara: AHhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh tu

– Nelson: ¿Vas a ser mi putita? (otro golpe seco en el coño de mi madre)

– Sara: Ahhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhhh si

– Nelson: ¿Vas a follar cuando yo te diga? (otro golpe)

– Sara: Ahhhhhhhhhhhhhhhhhh si

– Nelson: ¿Quieres tener un baby zumbon como yo?

– Sara: Ahhhhhhhhhhhhh sii (la taza estaba que se iba a salir de su sitio de tanto golpe)

– Nelson: ¿Te gusta que tu hijo te vea follar?

– Sara: Ahhhhhhhhhhhhhhhh si me pone mucho.

Joderrrrrr mi madre estaba desatadaaaaa, decir que quería un bebe de él puffff y que también admitiera que la gustaba que yo la viera follar era demasiado para mí, solo había que ver como lo dijo, no dijo un simple si como las otras veces, sino que también dijo que la ponía mucho. Nelson siguió pegado a mi madre pero ahora con un ritmo más rápido, tenía su cabeza apoyada en el hombro de mi madre el cual mordía.

– Nelson: Arggggg puta como me gustaaa esto como aprieta tu coñoooo

– Sara: Ahhhhh siiii dameeeeee massssssss

– Nelson: Tomaaaaaaaaaaaaaaa putaaaaaaaaaaaaaa

– Sara: AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH

– Nelson: AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH

– Sara: AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH

– Nelson: AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHH

Nelson la levanto de la taza, con mi madre en brazos y salió de la cabina del wáter con su polla clavada en ella, yo seguía vigilando en la puerta para que nadie les viera. Nelson la llevo a los urinarios de pie y POSO SU CULO ENCIMA DE UNO DE ELLOS!!! Estaban asquerosos llenos de meadas pero mi madre no se quejó, estaba encastrada, abierta de piernas y Nelson con su polla metida dentro.

– Nelson: Esto sí que es un meadero para meter bien la polla uffffff

– Sara: Ahhhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhhhhh que burrooooooo ahhhhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhh

Nelson hacia fuerza agarrándose al fluxor del urinario mientras embestía a mi madre, los ruidos que metía parecía que iban a sacar al urinario fuera de la pared

– Nelson: Ahhhhhh ahhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhh

– Sara: Siii joderrrrr dame ahhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhh ahhhhhhhhh

– Nelson: Vamos a terminar esto yaaaaa

– Sara: Siiiiiiiiiiiiiii que quiero correrme yaaaaaaaa

– Nelson: Muy bien putitaaaa

Ven Nena que lo vea bien tu hijo. Saco a mi madre del urinario y vinieron hacia a mi Nelson agarrando del pelo a mi madre y llevándola arrastras. La empujo contra la pared de la puerta donde estaba yo, poniendo las manos de mi madre contra la pared, hizo que mi madre sacara el culo abriéndola las piernas, Nelson agarro su polla la cual parecía un garfio por la curvatura que tenía y la acomodo dentro del coño de mi madre. La agarro de las caderas y empezó a follarsela, yo les veía de perfil y ponía ver como las tetas de mi madre que caían libremente y6 se balanceaban de un lado para otro.

– Nelson: ¿Te has dado cuenta quien manda aquí pringado?

– Carlitos: Siiiii

– Nelson: No he oído

– Sara: Ahhhhhhhh aahhhhhhhhhh

– Carlito: Que siiiiiii

– Nelson: Que me digas que yo soy el que mando!!!!!!

– Sara: Ahhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhh

– Carlitos: Joder tu eres el que manda!!!!!

– Muy bien así me gusta!!

Nelson cogió una de las piernas de mi madre y la levanto girando su cuerpo hacia mí, podía apreciar como la polla de Nelson se metia en su coño y hacia que su vientre se moviera con los pollazos, parecía que la polla la iba a salir por el ombligo.

– Sara: ahhhhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhhhhhhhh

– Nelson: Voy a hacer que tengas un hermanito morenito, jeje

– Carlitos: Nooo

– Nelson: Uiiii ¿No quieres que le llene el coño de leche a tu mami?

– Carlitos: Noo

– Nelson: ¿Me estas llevando la contraria??

– Carlitos: Noo, pero no quiero un hermano!!!

– Nelson: Ummm entonces quieres que me siga follando a tu madre, para que no la deje embarazada?

– Carlitos: ehhhhh siii

– Nelson: ¿Cómo?

– Carlitos: QUE QUIERO QUE TE FOLLES A MI MADRE!!!!

– Nelson: Ya has oído a tu niño Sara

– Sara: Ahhhhhhh ahhhhhhhhhhh siiii

Nelson empujo más a y madre haciendo que su cara se pegara contra la pared. La cogió bien de la pierna que la había levantado y empezó una follada freneticaaaaa. Mi madre tenía la cara desencajada, con la boca abierta, intentado respirar entre sus gemidos y clavando su mirada en la mía.

– Sara: Ahhhhh ahhhhhhhhhhhhhh ahhhhhhhhhhh joderrrrr siiiiiiii

– Nelson: puffffff, (Nelson bufaba como un bufalo)

– Sara: Siii cariñoooooo, AHHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHHHHHH

– Nelson: AHHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHHHHHH

– Sara: AHHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHHHHHH AHHHHHHHHHH ME CORROOOOOOOOOOOOOOOOO ME CORRROOOOOOOOOOOOOOOO

Mi madre se convulsionaba casi no teniéndose en pie ya que se apoyaba en una sola pierna que la temblaba, sus jugos empezaron a salir de su coño resbalando por toda la parte interior de su muslo

– Sara: AHHHHHHHHHHH SIIIIIIIIII SIIIIIIIIIIII SIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIIII

– Nelson: Venga nena quiero que te lo tragues todo ahhhhhh

Nelson la saco la polla del coño y mi madre se puso de rodillas con la boca abierta a la espera de que Nelson la diera sus corridas

– Nelson: Ahhhhhhhhh que puta más buena tengoooo ahhhhhhhhhh ahhhhhhhhhh me corroooooo

Nelson cogió la cabeza de mi madre agarrándola bien del pelo y ella abrió más la boca sacando la lengua. El primer chorro salió un poco desviado y parte de él la dio en el pelo, los demás iban entrando en la boca, llenándosela cada vez más, no para de salir leche de la polla de Nelson y la boca de mi madre no podía más, cayéndose algo por los laterales de su lengua. Las gotas fueron resbalando por sus tetas, lentamente iban avanzando, quedándose algunas por el camino dejándola las tetas pringadas y otras abandonándolas por su pezón. Algunas bajaban por su vientre llegando hasta el coño y finalmente cayendo al suelo.

– Nelson: Ahhhhhhhhhhhhh que a gustooo se queda unooo

– Sara: Siiiii ufffff

– Nelson: Umm nena se te ha caído alguna gotita al suelo y tienes que tragártelo todo.

– Sara: Yaaaa

Mi madre se agacho Y EMPEZO A LAMER DEL SUELO LLENO DE MIERDA LA GOTITAS DE LEFA QUE SE HABIAN CAIDO!!!!! INCLUSO PODIA OIR COMO LAS ABSORBIA.

– Sara: Ufffffffffff

– Nelson: Muy bien nena

– Sara: jejeje muakkk (le dio un beso a Nelson)

– Nelson: Tenemos que irnos

– Sara: Sii venga vamos a recoger las cosas.

– Nelson: Pero espera tú no te puedes ir así, que estas toda sucia y hecha un harapo

– Sara: Es lo que tiene follar

– Nelson: Espera que te limpio.

Nelson cogió a mi madre y la llevo frente el lavabo, abrió el grifo y empezó a echarla agua por el cuerpo, la empezó a limpiar las tetas, sobándoselas, las manoseaba enteras haciendo círculos. La echo agua por el vientre, haciendo círculos con sus manos. Mi madre estaba encantada le daba besitos como una niña pequeña. En la cara la limpio las mejillas y la metió los dedos en la boca, también Nelson la pasaba la lengua dándola lametazos y morreos. Y que menos que limpiarla el coño, la dijo que se abriera de piernas y con un poco de agua la froto y como no, metiéndola dos dedos.

– Nelson: Te gusto putita

– Sara: Siiiii

– Nelson: Así me gusta que seas una putita conmigo en privado, luego ya ves con un poco de agua ya estas como nueva y pareces toda una princesa para el resto.

– Sara: Siiii muakkkkk (le dio otro morreo a Nelson)

– Nelson: Salir vosotros delante que yo iré un poco más tarde para que no sospechen.

Mi madre se arregló la ropa y salimos del cuarto de baño caminando hacia el coche. Ya en el patio no quedaba casi nadie, aun así yo iba vigilando para ver que no se percataban de nada. El camino hacia el coche fue eterno. Tanto mi madre como yo íbamos callados, llegamos al coche y esperamos a que Nelson viniera.

___________________________________________________________________________________

Espero que os haya gustado. Daros las gracias por vuestros correos de apoyo, también hay algún otro que se quiere follar a mi madre, y he de deciros que no está nada buena, jejejee. Este relato es una fantasia y yo no soy un niñato que ya tengo una edad. Tengo mis royos y he follado como Nelson, jejejejeje, por si alguna quiere probar.

    1. juan 20 junio, 2016
    2. juan 20 junio, 2016
    3. ANTONY 28 octubre, 2016
    4. Agustina17 14 diciembre, 2016
      • Darren 19 enero, 2017
    5. Javier 15 diciembre, 2016
    6. insa 13 febrero, 2017
    7. insa 13 febrero, 2017

    Publicar un comentario