Cuando era joven tenia miedo de hablarle a las chicas, pero fui a un campamento en donde empezaría una historia que no tendría fin

Hola a todos mi nombre es Sergio, la historia que os voy a contar sucedió cuando yo tenía 16, por aquella época era un chico pequeño de estatura y delgado lo cual me hacía tener abdominales lo cual me beneficiaba mucho por esas edades a estar con chicas, en aquella época era un chico muy tímido y me costaba abrirme a la gente.

La historia sucedió en un campamento de verano, transcurrió en “ciudad real”, yo fui a ese campamento acompañado de Miguel que era típico amigo que le tiraba la caña a todo lo que se movía, él era todo lo contrario a mi respecto a personalidad enseguida entablaba conversación con cualquier persona, gracias a el conocimos el primer día a un grupo de cuatro amigas que eran de una ciudad cercana a la nuestra, me acuerdo que la conversación empezó por cuanto costaba allí el autobús, desde luego menuda forma más estúpida de empezar una conversación, la conversación seguía y yo me fui fijando en las cuatro chicas dos eran un poco regordetas, otra era rubia delgada y a pesar de tener 16 años ya estaba formada, aunque yo no podía dejar de mirar a la otra chica del grupo llamada Clara, no sé qué tenía que me volvía loco.

Clara era una chica pequeña de estatura, tenía 16 años, era morena y tenía cara angelical, su cuerpo aún estaba sin desarrollarse pero se veía que iba a tener un muy buen cuerpo ya que tenía un pecho generoso para su edad y un culo pequeño y redondo era maravilloso y más con los leggins que llevaba que se le hacían aún más espectacular, ella era una chica más tímida que yo, pero era muy alegre, siempre estaba sonriendo, a pesar de la timidez de los dos con Clara tuve un feeling inmediato, desde ese momento pasamos a ser inseparables, siempre estábamos juntos haciendo trastadas en todas las actividades del campamento, todos los monitores y los compañeros de campamento decían que hacíamos muy buena pareja y a los dos se nos ponía la cara como un tomate lo cual siempre generaba en las risas de los demás, ninguno se atrevía a intentar nada más con el otro salvo manitas que hacíamos cuando estábamos a oscuras por las noches cuando nos reuníamos todos fuera del albergue y contábamos historias siempre aprovechábamos para hacernos caricias pero siempre de una manera muy discreta ya que los dos éramos muy tímidos , aunque eso era ya más que suficiente para los dos.

En ese momento yo no me atrevía a hacer más con clara ya que solo me había besado con una chica, por lo cual todo era muy nuevo para mí y sospechaba que para clara también, meses más tarde me confirmo que nunca se había liado con ningún chico, mi amigo Miguel que era con el que fui al campamento siempre me decía que era tonto por no intentar nada con Clara, yo siempre le daba evasivas diciéndole que no creía que ella quisiera nada más conmigo simplemente éramos amigos, él me decía que estaba claro que los dos queríamos hacer algo más con el otro, poco a poco y después de las grandes chapas que me daba Miguel me iba envalentonando más, encima se acercaba el último día del campamento y cada día tenía más claro que debía de intentar algo con Clara, los días fueron transcurriendo y yo seguía igual con ella lo cual me estaba poniendo muy nervioso porque no se me ocurría nada inteligente para que diera lugar a hacer algo mas con ella hasta que llegó el sábado después de la cena que se me presento mi gran oportunidad, los monitores organizaron una pequeña fiesta en la que daban premios a la gente en plan al más gamberro del campamento, al más don Juan que gano Miguel encima que el pobre no hizo nada con ninguna chica, pero no fue porque no lo intentara, los premios se seguían sucediendo, hasta que llegó el momento que lo cambiaria todo, los monitores dijeron que le último premio era el de la mejor pareja del campamento en ese momento mire a Clara y nuestras miradas se cruzaron y a continuación los monitores dijeron nuestros nombres lo que estallo en una gran carcajada de parte de todos, Miguel que estaba a mi lado no se podía aguantar la risa el desgraciado, Clara se levantó a coger el premio y yo seguía en mi sitio muerto de la vergüenza hasta que Miguel empezó a zarandearme y a gritar en alto que fuera que era muy feo eso de dejar a mi novia sola delante de todos, entonces me levante y fui como una exhalación al lado de Clara a recoger el premio cuando nos estaban dando el premio, los demás chicos del campamento empezaron a decir todos juntos ¡Que se besen¡ ¡Que se besen¡ en ese momento nos volvimos a mirar los dos y la dije ¿Nos besamos? Ella solamente asintió y así es como me di el primero beso con Clara, el beso fue muy seco ya que fue prácticamente un pico, encima delante de todo el mundo de verdad… A continuación todo el mundo empezó a aplaudir y a decir que bonito que bonito, nada más acabar nos fuimos a nuestros sitios lo más rápido que pudimos, Miguel me empezó a decir que ya era hora que la diera un beso a Clarita, yo no le decía nada solo estaba pensando que tenía que repetirlo, antes de que se acabara la noche ya que mañana acababa el campamento.

La fiesta continuo Miguel y las amigas de Clara estaban haciendo todo lo posible para que nos quedáramos solos, pero éramos reacios ya que ninguno de los dos sabía bien cómo actuar, yo me estaba desesperando porque veía que la noche avanzaba y no tenía oportunidad de estar con Clara como los demás días y lo más importante sin oportunidad de besarla, paso un buen rato hasta que me arme de valor y fui directo hacia Clara en ese momento estaba con otra chica del campamento, esta me vio que iba hacia ellas y antes de que llegara se fue para que pudiera hablar a solas con Clara, cuando por fin estaba a su lado la dije que si podíamos hablar a solas, nos fuimos a un sitio apartado y la empecé a preguntar cosas como que tal se lo estaba pasando y cosas así, estaba viendo que la conversación iba a morir y no podía llevar la conversación hacia donde quería, por lo cual la pregunte directamente, que la pareció el beso, ella bajo la mirada y me pregunto que que me había parecido a mí, yo la conteste que me había gustado mucho y que quería más besos suyos, en ese momento vi que esbozo una pequeña sonrisa y acto seguido me volvió a besar este beso era diferente al anterior, su lengua entro rápidamente en mi boca y nos apretamos el uno con el otro y el ritmo de nuestros besos empezó a aumentar, yo empecé a meterla por su culo pequeño y redondo que era una maravilla y a tocarle por encima de la camiseta los pechos, después de estar un buen rato Clara paro y dijo que deberíamos de volver a la fiesta que la gente estaría preocupada, cuando volvimos apenas quedaba gente, los que quedaban estaban sentados en círculo contando historias, yo inmediatamente me fui a buscar a Miguel para contárselo, cuando se lo conté me felicito y me dijo que mucho habíamos tardado en hacerlo, también me recordó muchas veces que él ya me había dicho que Clara quería conmigo y a regañadientes le tuve que dar la razón.

La noche llego a su fin y no pude volver a hacer nada con Clara pero yo ya estaba más que contento, al día siguiente nos despertamos a las ocho de la mañana ya que Clara y sus amigas eran las primeras en irse ya que su ciudad era la que más lejos se encontraba, en la despedida solo nos pudimos dar un beso largo tipo de películas, ella estaba llorando y me dijo que esto no era un adiós que era un hasta luego y para cumplirlo me dio una pulsera y me dijo para otro año nos apuntamos a otro campamento y me la devuelves, acto seguido se subió al autobús y tan rápido como subió, el autobús se fue, yo solo tenía en la cabeza la promesa que la había hecho a Clara y sin duda alguna la cumpliría.

————————————————————————-

Hola a todos, solo quería deciros que este ha sido mi primer relato, siento mucho el tostón que os he soldado, agradecería enormemente que dejarais un comentario sobre que os ha parecido, tengo grandes ideas para esta serie ya que la historia pasan bastantes cosas que han pasado en realidad. Agradecería los consejos que me podáis dejar para mejorar mi forma de escribir relatos.

Un saludo a todos y muchas gracias por vuestro tiempo.