COMO EMPECE DE CACHONDA: Mi nombre es Rebeca Es el principio de como empecé a ser cachonda e infiel

Mi nombre es Rebeca soy una mujer casada con un hombre que amo mucho y con el que tuve un hijo, tengo 40 años.

Soy morena, me considero de muy buen cuerpo.

Yo nunca había sido infiel siempre había respetado a mi esposo.

Desde joven tuve mucha suerte con los hombres y me daba mi lugar.

Soy asistente de un doctor, el doctor siempre me a pretendido pero yo siempre lo había rechazado porque soy casada el nunca a desperdiciado una oportunidad para decirme algún piropo, que le gusto mucho que tengo buen cuerpo y cosas así el tambien es casado yo siempre le e dicho que también tiene que respetar a su esposa pero eso no lo detiene.

Yo no vestía muy atractiva no me gustaba llamar la atención ya que siempre e viajado en transporte público y no faltan los irrespetuosos pero a un así no me salvaba de los piropos macuarros yo me enojaba mucho o cuando me daban arrimones también me enojaba y les reclamaba.

Mi morbo empezó hace un par de años cuando un viernes por la noche yo iba camino a mi casa era casi media noche ese dia tuvimos muchos pacientes, iba en el metro y el metro iba casi vacío la mayoría de la gente durmiendo por el cansancio cuando me percato que el señor de a lado mío se iba tocando su polla por enzima de su pantalón y en eso baja el cierre y se saca su verga y se la empieza a jalar y me susurra al oído no te la quieres tragar mamasita, su polla estaba que iba a estallar estaba muy gorda y grande mi reacción fue enojarme y decirle viejo asqueroso y me baje en la siguiente estación, llegue a mi casa mi hijo ya estaba dormido y mi esposo me espero en la cama despierto, me propuso tener relaciones pero por lo ocurrido le dije que estaba muy cansada ya que no se me borraba de la mente aquella polla.

Siempre que tenía relaciones con mi esposo el me proponía experimentar nuevas cosas como que me tragara su leche o anal o que me hiciera un beso negro a mi siempre se me hizo asqueroso y nunca acepte cuando follabamos era rutinario y tranquilo.

Pasaron los días y no me borraba de la mente aquella situación del metro, me fui percatando en la calle que hay muchas mujeres que se visten provocativas para que las vean, les digan piropos macuarros o que les den arrimones.

Me empezó a inquietar la sensación de que se sentirá ser una de esas mujeres.

No sabia si hacerlo o no. Le di muchas vueltas al asunto hasta que lo decidí pero para eso tenia que empezar desde mi casa.

Asi que un sábado que mi hijo salio con sus amigos, le dije a mi esposo que fuéramos a dar la vuelta a una plaza.

Fuimos y anduvimos por tiendas de ropa hasta que encontré un vestido corto y escotado, le dije a mi esposo mira no te gusta este vestido para mí el asombrado me respondió

-Enserio piensas comprarlo

No sabía que decirle asi que le dije.

-Apoco no te gustaría que lo usara para ti

-Si pero tu no eres de esos gustos

-siempre hay una primera vez

Lo compramos y después pasamos por una tienda de lencería.

Y mi esposo me dijo

-Oye no te gustaría que lo usaras con ligueros

Yo acepte así que me compro ligueros.

El domingo me puse el vestido era de color rojo con hilo rojo los ligueros negros y tacones altos negros se me veían muy bien mis pechos y mis piernas.

Cuando me vio mi esposo y mi hijo se quedaron perplejos, les pregunte que tal me vía y me dijeron que muy bien muy guapa.

Por la tarde fui al mercado local por algunas cosas y todos se me quedaban viendo y los de los puestos oía que decían esa de rojo o umm que rica cola ahí si me formo y cosas asi de comerciantes, yo en ese momento me sentí chibeada sentía mucho calor y después me empece a editar cuando llegue a casa dije uff se siente rico.

Por la noche cuando nos disponiamos a dormir le propuse tener sexo a mi esposo.

El encantado.

Me puso en 4 y me levanto el vestido me bajo el hilo a la altura de las rodillas y me empezó a penetrar saco mis pechos los empezó a pelliscarme los pezones yo estaba muy mojada mientras me penetraba recordaba lo que me dijeron en el mercado ledije dame mas duro papi

-si claro teesta gustando mi putita

(no megustaba que me dijera así y se disculpo por la palabra a lo que respondi)

-si papi me encanta

Me empezó a dar mas duró después de un rato me dijo

-donde quieres tu lechita putita que ya me voy a venir

De lo exitada que estaba lo aparte de mi

Lo sente a la orilla en la cama y me arrodille y se la empecé a chupar estaba mega empapada de mis jugos el me tomo de los cabellos y me hizo hacia el ahogándome un poco en ese momento se vino a chorros en mi boca no mes los pase luego luego los mantuve en la boca se los mostre, los saborie yme los trague mi esposo estaba fascinado de que le había cumplido su sueño.

Continuara….

Si gustan me pueden mandar whatsaaps: +525562529233 solo mensajes nada de llamadas en mis historias mas adelante se los contaré porque sólo mensajes.