Espiando a mi vecina madura, me termina pillando y tuve que entregarme, muy feliz

Aquel verano era de un calor mas alto de lo normal ademas de que mi vida sexual tambien estaba mas movida por culpa de mi vecina Clara. Aquella muchacha decidio darse un homenaje conmigo y despues dejarme tirado y yo estaba practicamente dando pollazos por las paredes de lo cachondo que estaba.

En fin que me llamaba la atencion todo hembra que pasaba cerca de casa y una tarde sobre las 16:00 , con un calor sofocante, escuche unos ruidos afuera de la ventana de mi habitacion que daba al patio de luces comunitario. Yo tenia la persiana agachada para paliar el calor pero era de esas marrones de platico con agujeritos que permitia ver por ellos .

Alli me llevè una sorpresa brutal, pues vi a mi vecina de enfrente, que tenia entonces unos 40-42 años, en sujetador y bragas de color negro y con encajes. Estaba tendiendose una camisa y no sospechaba que yo estaba mirandola a traves de mi persiana. Me puse muy cardiaco y empece a toarme el paquete mientras ella seguia tendiendo la ropa. Ahora tocaba el turno a un grupo de braguitas muy pequeñas de muchos colores. En aquella epoca no se habia extendido el uso del tanga y era raro ver alguno. Yo estaba ya muy burro y me baje el bañador hasta los tobillos, empece a masturbarme mientras veia sus grandes tetas aprisionadas por aquel sujetador y que se le movian mucho cada vez que hacia un esfuerzo por tender su ropa interior.

Fruto de mi excitacion en un momento solte un gemido apagado y ella lo oyò mirando de repente a mi ventana. Yo me quede mudo y quieto con mi verga en la mano y un puñado de espasmos. Vi como miraba un poco seria a mi persiana y acto seguido esbozò una sonrisa y siguiò tendiendo la ropa al tiempo que canturreaba bajito. Me habia pillado seguro pero no le importo lo mas minimo. Yo seguia con la polla en la mano pero habia bajado un poco la excitacion por la pillada. No me costò mucho recuperar el empalme porque ella empezò a tocarse por encima del sujetador y metia los dedos por los bordes del mismo. Ponia caras lascivas y se la notaba algo excitada. Debia gustarle que yo estubiese masturbandome viendola a ella y sabia que era mi habitacion y era yo el que la espiaba. No vivia ningun hombre mas en mi casa, eramos mi madre, mi hermana mayor y yo. Ella sabia perfectamente que era yo y que me tenia a punto. Yo solte otro gemido y ella sonrio de nuevo a lo que acto seguido procediò a quitarse el sujetador que llevaba muy lentamente y pude ver como sus pezones estaban muy duros y puntiagudos, eran mas pequeños que los de Clara y las tetas eran mas redondas y prietas. Aquello ya me puso a mil y en apenas unos segundos de estar ella tocandose con las tetas al aire empecè a correrme en plan salvaje. Llenè toda la pared de mi lefa caliente y gemia un poco mas mientras me corria con unos espasmos tremendos…. Ella se dio cuenta de que me habia “ido” y desapareciò de repente dejandome alli en pelotas y descargado. Esperè unos minutos y ¡¡ premio!!…. apareciò en camiseta de tirantes y braguitas que la hacian muy sensual. Ella empezò a cerrar la ventana no sin antes mirar a mi ventana y lanzar un beso al tiempo que me hacia un guiño y movia su mano imitando como me pajeaba.

Aquello fue una experiencia tremenda y que me recuerda a algunas experiencias por webcams que he tenido por chats del tipo chatroulette y omegle. Pase una tarde muy tranquila y no supe nada mas de mi vecina hasta dos dias despues, pues mi madre me contò que Pepa (que asi se llamaba mi vecina) estaba haciendo cajas de mudanza porque se iba a trabajar en una semana al extranjero. Que rabia me daba aquella noticia, la musa de mis pajas se iba del edificio y me quedaba sin motivos para un buen pajote. Entonces Clara, mi vecina del 1º, estaba saliendo con un gilipollas y pasaba muchisimo de mi. Se me acababa lo bueno y mis expectativas sexuales no pasaban de mirar mis videos vhs de Sarah Young con la esperanza de que viniese Clara a por azucar de nuevo. No fue asi.

Para mi sorpresa y fortuna mi madre me dijo un par de tardes despues que Pepa necesitaba ayuda y que le habia pedido si podia ir a su casa a ayudarla con las cajas de la mudanza. Aquello me puso a mil y obviamente le dije que sin problemas pero fingiendo un poco de astìo para que no pareciera que me encantaba aquella propuesta de ver a Pepa. Me dijo que aquella tarde sobre las 17:00 me esperaba en casa y que me portara como un caballero y la ayudase. Ella y mi hermana tenian visita en el dentista y no estarian hasta las 20:00, era perfecto y se alineaban los planetas para que pasara cualquier cosa entre mi polla y las tetas de Pepa.

Llego el momento de la visita a casa de Pepa no sin antes darme una ducha y ponerme apetecible, con una camiseta ajustada de tirantes que mostraban mis brazos musculados (yo solia en esa epoca hacer series y levantar pesas de 3 kg, la edad pavo es lo que tiene) y un pantalon corto de tela muy prieto que apenas me ponia porque me marcaba mucho. Iba pidiendo guerra y queria provocar asi que me fui a su casa y llamè al timbre. Me abriò a los 20 segundos y alli estaba ella con una camiseta tres tallas mas grande y llevaba puesto un bañador de una pieza color negro que le sentaba de miedo, le marcaban un poco los labios del coño y ella se dio cuenta que le miraba alli en un momento fugaz.

– Hola Dani!! Pasa adentro y sientate, quieres algo fresquito antes de trabajar? porque hay faenita sabes?. – Mientras ella cerraba la puerta tras de mi y yo me empezaba a poner nervioso.

– Pues te lo agradezco Pepa pero ahora no me apetece nada. Si acaso luego un refresco de cola estaria bien. – Le contestè muy educado y me sentè en su sofà.

Ella me dijo que perfecto y me enseñò una libreria enorme llena de libros…. me comentò que queria que los metiese en una cajas que habian alli al lado y que ella iba a ir a la habitacion a hacer mas cajas con ropa. Que cuando acabara que le diese un grito. Estaba un poco cortado asi que le dije que todo ok y me puse a meter libros en las cajas mientras ella salia de la habitacion camino de la suya. Ya llevaba como mediahora haciendo cajas cuando no podia tener mas calor y le gritè:

– Pepa perdona pero hace mucha calor y voy a quitarme la camiseta vale?.

– Ah bien vale como estes màs comodo Dani, en la nevera hay refrescos por si quieres ok?. – me grito ella desde la otra punta de la casa.

– Vale guay, voy a por uno pues, quieres tu uno? – Le dije.

– Pues no estaria mal una cervecita ahiora, porfavor si no te importa me acercas una?

Me encamine hacia la cocina y cogi un par de cervezas y me fui a su habitacion. La vision nada mas llegar al alfeizar de su puerta fue una revelaciòn de lo que iba a pasar, me la encontre agachada cogiendo ropa de un cajon proximo al suelo con el culo en pompa y marcando todo su coño hacia mi, se habia quitado la camiseta y estaba solo con el bañador y descalza, ofreciendome una vista de su vagina toda marcada en el bañador…. aquella vision me puso ya si cabe mas tonto y empezo a marcarse mi polla en el minipantalon.

– Toma Pepa tu cerveza. Yo he cogido una si no te importa.

– No hombre para nada, ya debes tener la mayoria de edad no? Sino poco te queda. – Me preguntò.

– Pues en unos tres meses hago los 18 asi que practicamente los tengo ya jajaja. – Me rei algo nervioso

Ella se habia incorporado y vi como se le marcaban los pezones en ese bañador que le quedaba de miedo, yo no podia ocultar mi semiereccion y me ponia de lado para disimular pero no servia de mucho y ella se dio cuenta enseguida.

– Vaya por lo que veo te pongo algo nervioso no? – Me insinuò burlonamente.

– A ver Pepa, no soy de piedra y tu estas muy buena para tu edad. – No mwe creia que fuera capaz de decirle eso, creo que hablaba mi polla en vez de mi cabeza.

– Si ya me he dado cuenta que te gusto, el otro dia te brinde un buen espectaculo para tu tocamiento….

– Yo errr no se de que me hablas Pepa , no te entiendo…- Yo no atinaba con las palabras pero ella se habia acercado hasta estar delante de mi y empezo a tocar mis musculos del brazo.

– Lo sabes bien tontito, te cascaste una paja mientras te mostraba mis tetas y nos gusto a los dos, que sepas que despues me masturbe en la ducha pensando en esa polla enorme que se te marca en el pantalon…. – Ella llevo la mano a mi paquete y midio mi polla mientras ponia cara de lasciva. Aquello me puso ya a tope y la arrime a mi cuerpo cogiendola de su culo.

No dije nada y empecè a comerle el cuello mientras ella seguia frotandome la polla por encima de mi pantalon, yo le daba ligeros besos por el cuello e iba a por los lobulos de sus orejas. Notaba que eso le gustaba mucho porque tenia los pezones muy duros y erectos y los notaba en mi pecho. Le baje los tirantes del bañador y sacando sus perfectas tetas empecè a comerselas en una mezcla de ira salvaje y chupeteo.

– Cuidado machote !!! Me hacen un poco de daño y las tengo muy sensibles, hazlo mas despacio cariño… – Ella ya me habia bajado el pantalon y estaba masturbando mi polla que estaba ya en su maximo apogeo.

Se tumbo en la cama y le quite despacio el bañador para descubrir un coño maravillosamente depilado y con un triangulito de vello muy estetico. Le abri despacio sus labios para meter mi lengua y buscar su clitoris, encontrandome un torrente de fluidos vaginales humedos y calientes que me llevaron al extasis. Ella empezo a gemir cada vez mas y mas fuerte y me cogia de la cabeza aprentandome con las piernas, Yo tenia a veces visos de ahogarme pero era tana las ganas de comerle aquel coño y de verla disfrutar que aguantaba la respiracion y seguia jugando con su clitoris en la punta de mi lengua.

Al cabo de un rato de esta lamiendo su sexo entre espasmos y gemidos me cogio la cabeza y la saco de su coño mientras me susurraba que le diese aquella polla que tanto soñaba desde hacia dias. Yo no le puse reparos y le acerque la polla a sus tetas, ella se la metio en la boca y empezò a hacerme una mamada tremenda jugando con sus dientes en la punta de mi glande…. no tenia nada que ver con la de Clara dias antes, para Pepa aquella no era su primera polla y sabia com hacer llegar al extasis a un hombre. Me daba mordisquitos al tiempo que mezclaba sonoras chupadas y se metia entera mi polla en la boca hasta que tenia alguna arcada. Aqullo me parecia el cielo y estaba cerca de correrme.

– Pepa dame tu coño, quiero follarte hasta correrme en ti!!! – Yo ya flipaba y queria meterle la verga hasta el fondo en aquel coño tan delicioso.

– Metemela pues niño, hazme gemir de placer con ese pollon chico!!!!.

La puse encima de mi y ella se metio de golpe mi polla , empezo a cabalgarme cada vez mas fuerte y veia como gozaba mucho. Yo por la postura de su culo no notaba mas que sus embestidas pero no me producia placer, asi que viendo que ella esta muy salida la deje hacer un rato y fingi un poco que me gustaba.

Al rato decidi cambiar y buscar tambien mi disfrute asi que la puse a 4 patas y le di un lametazo a su coño para acto seguido ensartarla salvajemente mientras le daba cachetazos en el culo. Aquello la gustaba y yo empezaba a disfrutar y sentir cosquilleos tipicos de las embestidas. Para no irme antes de hora se la sacaba y se la ponia en el culo, frotandosela por su ano rosado e intentando meterle la punta, pero no estaba dilatado.

– Deja mi culo y follame joder!!!! quiero que te corras dentro de mi chico!!! Dame tu leche cariñooo!!!! – Aquello ya me puso otra vez en juego y volvi a etersela esta vez mas fuerte, empece a darle empujones de rabo una y otra vez hasta que fui notando que me iba a correr.

La agarrè de sus tetas y empece a bombearla mas fuerte, tarde un minuto en llenarla de mi semen y Pepa gemia mucho mientras me corria a borbotones dentro de ella.

Estuvimos encamados cerca de dos minutos mientras ella me susurraba que queria sentirlo dentro y que estuviera tranquilo que no la iba a embarazar. Yo no dije nada y sonrei porque me gustaba la postura y me tranquilizo mucho que me quitara el miedo.

Me dijo que pasaramos a la ducha y que merendariamos algo antes de seguir haciendo cajas… Yo merienda ya la habia degustado de sobra. Mientras yo estaba en la ducha pensaba en su coño perfecto y en sus redondas y duras tetas, obviamente me volvi a empalmar y empece a cascarme una paja. Pepa entro en el baño y riendo me dijo:

– Ostia nene aun no has tenido bastante, tengo el coño escaldado jajajaja. Haber que podemos hacer va. – Y me cogio la polla y empezo a mastrurbarme de nuevo mientras me acariciaba el perineo. Aquello me produjo un placer indescriptible y me corri de nuevo muy salvaje llenando su cara de mi leche caliente.

Le di un beso con mi leche en sus labios y nos duchamos juntos. Acabamos aquella tarde empaquetando cerca de 50 cajas y dandole las gracias por la experiencia tan maravillosa que forma parte de lo mejor de mi vida sexual. Pepa se fue a Belgica dos dias despues no sin antes hacerme un regalo antes de irse. Delante de mi en un momento que no habia nadie se quito sus bragas y me las dio dandome un morreo tremendo y estrujando mi paquete antes de desaparecer por el ascensor.

No he vuelto a saber de ella pero la tengo en mis pensamientos mas calientes en mis ratos mas onanistas. Espero que os haya gustado , hasta el proximo relato os mando un saludo.