Fui al monte para relajarme, para despejarme un poco y fue cuando terminé follando con los dos hermanos con los que compartía la cabaña

Una vez me fui de relax al monte yo solo, a una casa rural. Al llegar me recibieron una pareja de hermanos, una chica llamada Leila y su hermano llamado José.
Al ser el único en la casa rural los tres nos cenamos juntos y pasamos noche de colegueo, por la noche Josep se fue a dormir y con Leila empezamos a beber y a liarnos, esa cachonda chupaba y follaba como una profesional y aguantaba mis embestidas con furia y fervor.
Pero ni aún así pudo aguantarme, pues al cabo de un par de horas se corrió por última vez y se quedó dormida en el sofá, yo la tape y me fui a dormir, de camino a mi cuarto vi como José, estaba completamente de putita, ligueros y medias rosa, tanga a juego y sujeta también peluca negra y como se hacía una paja mientras se metía un consolador por el culo. Ni lo dude, lo grabé todo y lo mande a una cuenta que tengo.
Entonces abrí la puerta y me la vi, ella se asustó, pero su erección no bajo, puta, le dije lo que había pasado y que la zorra de su hermana no me había satisfecho, que antes se quedó dormida la muy puerca. Que tenía su follada grabada y a ella de puta metiéndose un Pepe por el culo. Que ahora sería mi cerda y que la follaria como queria.
Ella acepta, le ordene que se limpiase bien y que se pusiera muy guapa y muy puta, que en una hora la quería ver en mi cuarto.
Al rato aparece la cerda totalmente depilado con un conjunto diferente, y una peluca rubia, pintada cual putita y oliendo a rosas, se me acercó y le pregunté si nombre de furcia, ella me dijo que Dalila. Eso me puso caliente entonces le ordene que me hiciera un twerk con su culo, no tenía mucho culazo pero me apetecía joderme la, lo bailaba mal la perra y notaba como se ponía caliente con el baila.
Me puse de pie y ella pudo ver mi polla dura y chorreosa de preseminal, le dije que me pegaste la mejor manada de su puta vida, aquella furcia no sabía chupar, así que simplemente la deja que hiciera, cuando me cansé de su mamada, le ordene que se tumbase de cara a mi que se la quería meter, ella no sabía bien por que de cara, cuando se puso y levanto las piernas dejándome su ano a miano, puse mi rabo encima de ella y pudo comprobar que tamaño tenía y lo grande que era, entonces se acojono un poco, yo le dije que lo hacía o mandaba el vídeo a la página de su negocio familiar y todos sabrían que es una puta, aquella acepto se abrió el culo y aguanto. Poco preparada estaba a que le metiese la polla con fuerza y como bien sabes puta, así lo hice, puse mi polla en la entrada y empuje con todas mis fuerzas hasta notar sus nalgas y conseguí lo que quería, vi como su carita de tornada dolor intenso y luego sosiego para acabar con placer de notar mi polla. Empecé a bombear con fuerza nada me iba a parar, su polla se empezó a hinchar y vi como el placer le inundaba, no me iba a correr todavía quería torturar con placer aún más a esa zorra.
-joder Dalila, que bien follas hermanita.
Me giré sin dejar de follarme a esa cerda y vi como Leila se estaba metiendo los dedos muy duro, entonces le ordene que viniese y se folla se a la putita de su hermana, ella ni lo dudo fue y se sentó en esa pollita y empezó a follsrse a lo bestia, Dalila gemía, jamás había sentido nada asi ella me besaba mié tras se follaba duro de la misma forma que yo rompía el culo de su putita hermana, al mismo tiempo que le apretaba una teta y la otra lo hacía Dalila. Leila quería mas, así que se dio la vuelta y empezó a follarse mientras miraba a su hermanita y le decía “Dalila putita, Dani que eras una zorra pero no tanto, luego debemos hablar más de esto”.
Yo aproveché y le metí 3 dedos por el culo, aquellas zorras estaban totalmente empañadas y extasiadas, luego empuje a Leila contra Dalila mientras empujaba fuerte el ano de Laila y bombeaba con fuerza el culo de Dalila, anuncie que me iba a correr y ellas gritaron que también, al final nos corrimos los tres, yo dentro de Dalila y está dentro de Leila, nos tumbamos en la cama y las dos zorras se me abrazaron.
El resto de la semana la pasamos de vicio en vicio, en la calle, el bosque, la sauna y mucha degeneración junta.
Nos corrimos tanto dentro de Laila que se quedo preñada, lo que no supimos de quién era, pero a ella le daba igual ella quería seguir de vicio.
Durante su embarazo las dos hermanas zorras me vinieron a ver por qué querían follar más todavía y querían que la hiciera muy putas.
Pero eso ya te lo contaré en otra ocasión, como ves mi querida puta no eres la única que ha tenido buen sexo a cambio de extorsionar.
Y si, quiero verte muy hormonas, con un buen colado y unas tetas gigantes para poder hacerme una paja con tus nalgas, tus tetas, tu polla y violar te la boca, obviamente no puedo olvidar destrozarte el culo de puta, pero eso será más adelante zorra.