Fui violada por un trailero

Hola mi nombre es Katherine, la historia que les voy a contar me paso hace 4 semanas, soy una chica de preparatoria, tengo 18 años y mido 1.74 cm, mi piel es morena clara aunque a veces parece más blanca que morena, mis ojos son de color café, mi cabello es largo y de color negro, en cuanto a mi físico, les diré que tengo buena figura soy delgada con buena cintura, ya que soy porrista, tengo unos pechos firmes y , un poco grandes para mi edad pero es de familia, una colita no muy proporcionada pero hace un buen conjunto con mis piernas ya que se me ve bien con los pantalones que me pongo.

Soy una chica muy divertida, aunque dure un tiempo sin poder divertirme debido a que hace 6 meses fui víctima de dos violaciones, una hecha por mi maestro y la otra por un borracho de la calle, las 2 hechas el mismo día, fueron meses muy difíciles para mi, pero pude superarlos por mi misma.

Mi historia comienza en una carretera camino a Monterrey Nuevo León, eran alrededor de las 6:30 PM del viernes y me dirigía a presentar un examen de admisión que seria el sábado para la universidad. Decidí irme ese día para no estar batallando en la mañana y afortunadamente como tengo familiares haya me invitaron a pasar la noche con ellos. Para esa ocasión iba vestida con una camiseta que me quedaba un poco apretada de color blanco sin mangas y un rosario que llevaba por dentro de mi blusa, unos pantalones negros ajustados junto con una botas del mismo color, un pequeño sombrero vaquero de color crema y unos aretes de aro un poco grandes, Cuando de pronto mi Volkswagen “bocho” comenzó a temblar demasiado, rápidamente me baje de la carretera y me pare un momento, a pesar de mi edad, contaba con permiso para manejar, pero desafortunadamente no era muy buena mecánica. Me baje a revisar el motor, en busca de alguna ruptura o algo que haya agarrado en la carretera, pero todo estaba en orden. Regrese al auto y trate de encenderlo pero ya no respondía, cuando de pronto recordé que la aguja del tanque de gasolina no funcionaba bien y en mi descuido olvide cargarle el tanque. Comencé a desesperarme, se estaba haciendo tarde y yo sola en la carretera, pero rápidamente me tranquilice y saque mi celular para marcarle a mis tíos y ver si podían venir por mi, pero cuando creía que las cosas no podían ponerse peor, mi celular no tenia señal, intente varias veces comunicarme pero era en vano, comencé a desesperarme, me aterraba la idea de estar sola en medio de la carretera y por lo que parecía no había mucho tráfico por ella.

En eso vi que venía un tráiler y para evitar que se parara cerré el cofre del carro y me metí al carro, pero aun así el tráiler se orillo y se estaciono enfrente de mí. Sentí un poco de miedo pero también me sentí un poco aliviada, pensé, tal vez pronto este camino a casa de mis tíos otra vez.

En eso vi que se bajo el chofer del tráiler y se dirigía hacia donde yo estaba, por su aspecto parecía tener 43 años, era bajito, peludo, barrigón, con un poco de pelo en la cabeza, total típico trailero de carretera.

Me baje del carro a recibirlo y me dijo “Hola encanto en que te puedo ayudar?” me puse un poco nerviosa por la forma en que me saludo pero aun así le respondí.

-Se me descompuso el carro señor, bueno más bien dicho me quede sin gasolina.

El tipo movió su cabeza en forma de negación y sonriendo de una forma burlona.

– qué barbaridad con ustedes mujeres. Pero es que no checaste el nivel de la gasolina antes de salir de viaje?

-No señor, lo que pasa es que el indicador de gasolina no funciona correctamente. Fue por eso que me quede sin gasolina.

– Ni hablar. No tiene señal tu celular?

– no, ya lo he intentado varias veces pero al parecer aquí no hay señal.

-Debe ser por la cantidad de montañas que rodean estos caminos. Y dime a donde te diriges?

-A Monterrey señor. Voy a presentar un examen de admisión para la universidad.

– Ya veo, y que quieres estudiar?

-quiero estudiar para ser diseñadora.

En eso me miro de arriba hacia abajo y me dijo “Esta bien, mira vamos a hacer algo. Te puedo echar un aventón a una gasolinera, compras un poco y te traigo de vuelta aquí para que llenes el tanque que dices?”

Viendo que me tomaría mucho más tiempo ir a la gasolinera caminando, acepte y subí a la cabina del tráiler y dimos marcha rumbo a la gasolinera más cercana.

Unos kilómetros más adelante vimos un señalamiento que indicaba faltaban 79 kilómetros para la ciudad de Monterrey. Más o menos una hora y la gasolinera más cercana estaba a 45 kilómetros, lo que vendrían siendo unos 40 minutos al paso que íbamos.

Mientras manejaba podía sentir como me miraba de reojo y al percatarme de su mirada hacia como que revisaba el estéreo. Iba bastante nerviosa y no era para menos, pues me estaba comiendo con la mirada.

– Y a todo esto cómo te llamas?

-Me llamo Katherine.

– Que hermoso nombre, es igual de bello que tu.

Avanzamos unos 20 kilómetros y el ambiente en la cabina era muy pesado, casi no hablamos en todo ese trayecto, cuando de pronto, pasamos por una tienda y decidió pararse para bajar a relajarse y comprar una bebida bien fría, estaciono el tráiler y me pidió que lo esperara no sin antes ofrecerme algo para beber, me dijo que el me la invitaba pero rechace su oferta.

Pensé en bajarme del tráiler y dirigirme yo sola a la gasolinera, pero ya había oscurecido y la carretera de noche es más peligrosa por los animales que salen a cazar. Al cabo de unos minutos Rubén como se llamaba el chofer, regreso al tráiler.

– Ya esta, perdona si he tardado mucho pero una persona me acaba de informar de una gasolinera que esta a 5 kilómetros más adelante, aunque nos tendríamos que desviar un poco es mejor puesto que cada vez se nos hace más tarde y yo tengo que llevar la entrega que traigo acá atrás en la caja

Un poco preocupada le conteste: -Si señor no se preocupe, por mi está bien. La verdad es que mis tíos ya deben estar preocupados también y con esto de que no hay señal pues ni como avisarles.

– Lo ves, mejor vamos a donde me dijeron.

Ya de camino a la gasolinera le pregunte: – Y cuanto tiempo calcula usted que tardemos en regresar a mi auto?

– No te preocupes, no tardaremos mucho. Ahorita tomamos este camino que nos llevará a la gasolinera y vas a ver que rápido llegamos.

Dio vuelta al tráiler y en vez de seguir por la carretera en la que íbamos hasta hace unos momentos, tomo por la izquierda en un camino lleno de polvo y oscuro que se perdía en medio de dos montañas. En esos momentos al ver que el camino era bastante oscuro y perdidizo me puse más nerviosa que nunca.

Un poco asustada le pregunte: – A donde vamos?

– No te preocupes niña esto es solo para ahorrarnos tiempo. Verás que rápido llegamos por este lado.

Guardé silencio y me acomodé en el asiento mostrando un poco de nerviosismo. La carretera apenas y se podía ver con la oscuridad y la cantidad de polvo que había. Acelero un poco más

Pasaron unos 10 minutos y nerviosa le pregunte:

– No parece ser un camino donde haya gasolinera señor. Seguro que le dijeron que era por aquí?

– sí, no te preocupes el encargado de la tienda me dijo que era por aquí.

Seguimos avanzando hasta que las luces del auto iluminaron unas enormes rocas frente nosotros. Dio un frenon de repente y después de tomar una linterna bajamos a ver que era lo que sucedía.

-Vaya, al parecer este camino esta cortado… Hasta aquí llega. No puede ser ese maldito de la tienda seguro nos jugo una broma. Dijo Rubén.

– nerviosa le pregunte y ahora que vamos a hacer?

– Pues nada niña, que más podemos hacer más que volver y partirle la cara por habernos jugado esa broma.

– Ven niña ya se como hacer para no perder más tiempo y conseguir la gasolina que necesitas.

– En serio, como?

– Aquí en la caja traigo una manguera y un bote. Ayúdame a buscarlos y puedo ordeñar un poco el tráiler y la vaciamos en tu bocho

Fuimos hasta la parte de atrás donde estaba la entrada a la caja, me llevo tomada de la mano pues estaba bastante oscuro y dijo que me podía caer. Abrió la caja del tráiler y me invito a subir. Yo no quería subir pero me dijo que lo ayudara a buscar el tanque y la manguera y subí de mala gana, en eso cerro la caja y después apago la linterna quedando todo oscuro.

En eso sentí que se me acerco por detrás y empezó a apoyarme su verga en mi colita, no decía nada, estaba paralizada y no podía decir nada, en eso comenzó a manosearme de poco a poco, paso su mano por mi colita hasta llegar a tocarme la entrepierna, comenzó a desabrocharme el pantalón. en ese momento comencé a rogarle que no me hiciera nada.

– Señor por favor no me haga daño se lo suplico.

En eso me bajo el pantalón hasta los tobillos y rápidamente se puso a frotarme mi vagina por encima del calzoncito que traía, yo aun paralizada le rogaba que parara.

Con su otra mano comenzó a tocarme uno de mis pechos, mientras me decía:

– que enorme se sienten, justo como me los había imaginado, grandes y deliciosos, justo del tamaño de mi mano para agarrarlo. En eso, echando mi cabeza con fuerza hacia atrás logré ponerle un cabezazo en la nariz haciendo que esta sangrara.

Aprovechando que se estaba sobando la nariz, me subí los pantalones y corrí hacia la puerta, la abrí y brinque de la caja, al caer uno de mis tacones se rompió ocasionando que perdiera el equilibrio, rápidamente me levante y no importando como, trataba de alejarme de ese lugar pero era muy difícil caminar con mi bota en ese estado, en eso volteo hacia atrás y vi que Rubén ya se había recuperado del cabezazo que le di, desesperada trate de correr mas rápido pero me alcanzo pronto y tomándome del cabello me jalo hacia el.

– A donde crees que vas maldita puta

– Señor por favor suélteme, por favor se lo ruego no me haga daño.

En eso me apoyo sobre el suelo de terracería mirándolo de frente.

Estaba muy asustada, le tire un sinfín de golpes al aire, pero no logre atinarle. Me tomo de las dos muñecas y me inmovilizo, me saco el rosario de entre mis pechos, me rompió la camiseta de un tirón y luego me rompí el brazzier como pudo.

En ese momento inclino su cabeza hacia mis dos chichis y comenzó a chupármelas mientras me masajeaba mi colita con ambas manos.

Rubén: Hmmmmm que delicia de chichotas tienes condenada escuincla.

Katherine: nooo suélteme por favor le juro que se va arrepentir…

Rubén: Arrepentirme de que, de estarte chupando estos melones? Ni en un millón de años hmmmm….

Me agarro y me dio vuelta, haciéndome apoyar mis manos contra un árbol, me saco el pantalón una vez mas y después de sobarme mi colita cubierta tan solo por el calzón, de un fuerte jalón termino con mi prenda intima, haciéndola caer, dejando mi colita desnuda.

Se bajo los pantalones y se saco la verga que estaba mas que tiesa, la comenzó a pasear por mis nalguitas mientras yo le imploraba que me dejara en paz.

Katherine: Noooo por favor por lo que más quiera no lo haga!

Rubén: Ahora si vas a sentir lo que es un verdadero hombre escuincla. Con ese cuerpo de infarto que te cargas seguramente has probado de todo pero yo te voy a enseñar de lo que soy capaz.

En eso Posiciono su pene en la entrada de mi vagina y comencé a llorar suplicándole por ultima vez que no lo hiciera.

Katherine: Nooo por favor se lo suplico

En eso me penetro de un empujón y sentí que algo dentro de mi se rasgaba….. Me sorprendí de verdad pues yo ya no era virgen.

Comencé a gritar y me puse a llorar por el dolor que sentía….

Me agarro de los pechos desde atrás con fuerza sintiendo mis pezones en sus dedos y empezo a bombearme con todo. Era increíble, me estaban desvirgando por segunda vez, me estaba haciendo mujer y no solo eso, me estaba violando en el monte, sin que nadie pudiera detenerlo, era un maldito trailero desgraciado y me estaba violando.

Rubén: Aaaahhhh!!! Que rica flor!!!

Katherine: noooooo!!!!

Rubén: Aaaahhh como me aprietas chiquita… la tienes bien apretadita y bien rica!

Katherine: Aaaahhhh

Aún excitado a tope, saco su verga de mi vagina, acomodo su punta en la entrada de mi anito y de un golpe me metió la verga en el culo.

Rubén: AAAAHHHH!!!! Diosssss eres una deliciaaa!

Katherine: nooooooooooooo!!!!!!

Rubén: AAAAHHH Que rico culito tieness

Katherine: Ooohhh nooo!!!

Así estuvo dándome por un buen tiempo, el dolor que me ocasiono al principio había desaparecido, ahora solo sentía fuertes espasmos en la cintura con cada arremetida que daba, cansado se salió de mi y callo sentado al piso, mientras yo caía hincada al suelo recargada al árbol que me recargaba. Adolorida voltie a verlo y vi como estaba tomando aire, al parecer se había cansado, quise ponerme de pie pero no podía, mis piernas estaban paralizadas por los espasmos, voltie para enfrente de nuevo y pude ver un hermoso cielo estrellado y la luna llena que llenaba todo el lugar con su luz.

En eso sentí que me toman por la cintura y rápidamente volteo para atrás.

Ruben: lista para el segundo asalto escuincla…. Ahora te voy a hacer que grites de placer

Katherine: nooo maaass pliiiiissss!!

En eso me voltea hacia el y me recuesta en el piso otra vez, me toma de ambas piernas con sus manos y me las abre sin ningún esfuerzo, en eso viendo que comencé a hacer fuerza para cerrarlas, rápidamente me introduce su verga en mi vagina y comienza a bombearme fuertemente..

Katherine: aaaaahhhhh!! ah…ah….ahh

Ruben: eso puta, comienza a gemir, demuéstrame que te gusta

De pronto comencé a sentir que algo caliente comienza a escurrirse por dentro de mi vagina y comienza a salir de ella, Rubén se da cuenta y toma una poco con sus dedo y se lo lleva a la boca.

Ruben: ooohhh es sangre, estas sangrando escuincla, jajajaja

En eso lleva sus dedos a mi boca y me la embarra en mis labios.

Cuando de pronto aumenta el ritmo y comienza a darme mas rápido, el rose de su pene con mi clítoris, comienza a evitarme y eso se me escapa una gemido.

Katherine: uuuuuummmmmm!!

Ruben: jajajja, ya tan pronto te vas a venir escuincla??

Rápidamente me toma de mis pechos y comienza a sobármelos rápidamente..

Katherine: uuuuuuummmmmm….. uuuummmm.!!

Pero no bastándole, me empezó a apretar los pezones con sus dedos y en eso comienzo a retorcerme en el piso.

Katherine: ummm… ummm…ummmmm…. Ahhh…uummmm!

Comencé a sentir como Corrientes eléctricas salían de mi vagina y de mis pechos a todas direcciones, tome una piedra que había a un lado de mí y la apreté con todas mis fuerzas….

Katherine: Kiiiiiiiiiiiiiiiiiiaaaaaaaaaaaaaaaaa!!! Uuuuuuuuuuuuuuuuuuuummmmmmmmmmmmm………. Uuuuuuummmmmmmm…. Aaaaaaaaaaahhhhhhhhh…….

Mis gritos hicieron eco en todo el lugar. Estaba teniendo mi primer orgasmo no consentido en Meses y rápidamente Rubén salió dentro de mi y coloco su boca en el entrada de mi vagina para recibir mis juguitos, movía su lengua de un lado a otro y eso hacia que el orgasmo se intensificara mas y mas.

Habían pasado 5 minutos y yo aun seguía con el mismo orgasmo, no lo podía creer, era el orgasmo más largo que había tenido, ni siquiera las 2 veces anteriores me duro tanto, pero algo dentro de mi no quería que terminara, desde que me violaron, jamás eh vuelto a tener relaciones, ni siquiera me había tocado, tal vez mi cuerpo tenia toda esa excitación guardada y Rubén la dejo salir.

Al cabo de 15 minutos Rubén dejo de beber de mi juguitos, yo ya estaba mas tranquila, el orgasmo se había terminado pero aun así mis piernas tenían leves contracciones, tenia la mirada perdida, y aun seguía sobre el suelo de tierra, a lo lejos se escuchaba únicamente los aullidos de los coyotes.

En eso siento que Rubén se acerca a mí y me dice:

Rubén: que rico orgasmo tuviste escuincla, disfrute mucho tus juguitos, nunca había probado unos juguitos tan dulces como los tuyos

Katherine: es un cerdo asqueroso, no crea que esto se va a quedar así…

Rubén: claro que no se va a quedar así amor, aun falta mi orgasmo.

Y dicho eso se sentó sobre mí, quedando su verga a la altura de mis pechos.

Rubén: ahora preciosa quiero que me la jales lentamente y si te niegas a hacerlo pues olvídate de regresar a casa viva.

No quedándome otra opción tome su pito con mi mano y comencé a jalársela lentamente.

Ruben: ummmm sii a sii ummmmm que rico ummmm que mano tan deliciosa amor, tan tibiecita y suave ummmm.

Asi dure dos minutos jalándosela lentamente

Rubén: Katherine, dale un besito a la puntita y juega con tu lengua

Katherine: nooo por favor…. No me haga hacer e…..

En eso me tomo de la cabeza y me la acerco hasta su pene, al no poder terminar la frase mi boca estaba aun abierta y su verga entro a mi boca-

Rubén: ahora comienza a mamar

Era horrible, me sentía totalmente humillada, era la tercera vez que me pasaba algo asi, comencé a llorar por lo sucia y humillada que me sentía.

En eso Rubén saco su verga de mi boca y me dijo

Rubén: ahora si escuincla jálamela mas rápido

Comencé a jalársela más y más rápido, de pronto sentía que su pedazo comenzaba a acrecer más y más, pude sentir que sus venas se marcaban.

En eso un chorro de semen callo encima de mi ojo izquierdo, mi nariz y mi boca mismo que resbalo hasta mi cuello, con mis manos trate de limpiármelo pero un segundo chorro salió disparado hasta caer en mi frente y parte de mi pelo dejando un hilo de semen en mi ojo derecho otro chorro salió disparado cayendo en todo el lado izquierdo de mi cara hasta mi cabello, otro chorro mas cayo en mi ojo derecho y parte de mi mejilla y se deslizo hasta mi oreja derecha, otro mas en mi frente y cabello y un pequeño chorro en mi mejilla izquierda.

Ruben: ummmmm siii que rico amor…. Uuuuuummmm que rica te vez con tu cara llena de leche amor…..uuuuummmm

Al abrir la boca y un poco de semen entro en mi boca y lo escupí enseguida, pero instintivamente saque mi lengua para limpiarme los labios, ocasionando que mas semen entrara a mi boca, su sabor era amargo y olía como a cloro, era lo mas asqueroso que había probado en mi vida.

En eso trate de quitarme el semen de mis ojos pero en ese instante Rubén me coloco un trapo en la nariz y rápidamente se me nublo la vista, hasta perder el conocimiento.

A la mañana siguiente desperté en el suelo de terracería, asustada trate de pararme pero estaba muy entumida, tenia la cara toda tiesa debido a que el semen se había secado, mire alrededor pero ya no se encontraba Rubén ni el tráiler, estaba completamente sola en ese lugar desértico. Cuando me fije, estaba completamente desnuda, busque ropa por el lugar pero no los encontré.

Me acorde de mi examen que seria en unas horas y de lo que había sufrido la noche anterior y me tire hincada al suelo y comencé a llorar desesperada, estaba muy lejos de la ciudad y también de mi carro.

Cuando me tranquilice me puse de pie, el sol ya estaba saliendo y así desnuda con toda mi pena comencé a seguir las huellas del tráiler, hasta llegar a la carretera, así seguí mi camino desnuda hasta mi auto, donde podría vestirme y pedir un aventón.

    1. alex 8 enero, 2011
    2. alex 8 enero, 2011
    3. jhon 23 septiembre, 2011
    4. Ludmila 6 octubre, 2011
    5. un amigo 1 noviembre, 2011
    6. un amigo 1 noviembre, 2011
    7. elprincipe-12@live.com.mx 8 noviembre, 2011
    8. elprincipe-12@live.com.mx 8 noviembre, 2011
    9. Rosendo 18 marzo, 2012
    10. jorge 12 abril, 2012
    11. daniel 19 octubre, 2012
    12. jhony 27 noviembre, 2012
    13. anónimo 16 abril, 2015
    14. PePe 21 septiembre, 2015
    15. Droopy 23 febrero, 2016

    Publicar un comentario