Intercambiando novios, conociendo muy de cerca, a mi futuro cuñado y disfrutando de cada rincón de su cuerpo

Mi hermana Natalia era (y lo es aun) una hermosa hembra, una diosa del Olimpo.

Simpática, sensual, inteligente, obsesiva con el estudio, buena hija, excelente tía, mejor hermana y además….. una amante divina de mi marido y mía.

Su tiempo lo divida entre la Universidad, cuidar a mis hijos y salidas con sus amigas.

Mientras que su sexualidad era, encuentros lésbicos con sus amigas, algún amigo con derecho a roce, reuniones de sexo grupal que nosotros la llevábamos y mas íntimamente, sexo total con Pablo y conmigo.

Pero no conseguía tener una pareja estable. El por que siendo ella hermosa, con un exuberante cuerpo y siendo una potra en la cama?

La respuesta es fácil.

Cada vez que conocía a alguien que tenia intensiones de avanzar, salía corriendo espantado cuando ella le decía que quería un hombre parecido a mi marido, que no solo no cuestionara su bisexualidad, su gusto de ser nudista o su libertad de coger con quien se le ocurra, sino que también la apoyara y acompañe con esos gustos.

Así paso un tiempo, hasta que un día antes de recibirse de Odontología, con los nervios de dar bien su examen final me dijo:

“Creo que encontré al hombre ideal, si mañana todo sale bien y me recibo, en los festejos lo vas a conocer”

A la mañana siguiente estábamos todos ahí, mis padres, mis hijos, Pablo, sus amigas de toda la vida, sus compañeras de la facultad, algunos chicos y chicas que yo no conocía.

Trate de estudiar a los no conocidos para poder adivinar quien podría ser la persona indicada. Debido a su bisexualidad, miraba a todas las mujeres y hombres pero no lograba individualizar a alguien en concreto. Pablo, como todo buen abogado me dijo que sea paciente, que si las cosas se dan, ya conoceremos a esa persona.

Ya teníamos todo preparado, como es costumbre en la Argentina cuando alguien se recibía, teníamos listos baldes con agua y barro, harina, huevos, papel picado y algún disfraz para cuando saliera con la buena noticia de haber dado bien su ultimo examen.

La espera se hizo mas larga de los que todos pensábamos, sus compañeros entraron varias veces y no traían ninguna noticia, el tardar tanto me ponía nerviosa.

Pero al final salió, tiro todos los papeles que traía al aire y todos corrimos para abrazarla, felicitarla y tirarme encima todas esas cosas que habíamos levado para festejar. Le pusimos un disfraz de muela gigante y la subimos en la parte de atrás de nuestro auto, con el baúl abierto para hacer la recorrida acostumbrada por la ciudad. Todos los participantes nos siguieron en sus coches y los que no tenían, se sumaron en alguno de ellos.

Mis padres habían reservado un restaurant solo para la familia y sus amigos.

Sus amigas trajeron una torta con forma de dentadura.

Así paso el almuerzo de festejo. En un momento, Naty nos llamo a Pablo y a mi mientras iba hacia un jardín interno que tenia el restaurant. Segundos después llego un chico de unos 25 años, delgado, tez trigueña, de pelo corto negro al igual que sus ojos.

Naty nos presento “El es Ignacio, Nacho para los amigos” mirándolo dijo “El es mi proyecto para novio, es lo que quiero y se ajusta a mis gustos”

“Ellos son Marcela y Pablo, mi hermana, mi cuñado y mis amantes”

La miramos con cara de no entender semejante confesión.

El se acerco, me dio un beso a mi y la mano a Pablo y dijo “Un placer chicos, Naty me conto algunas cosas de Uds. y no me espante ni salí corriendo” recalco.

Tenia un acento que denotaba que era del interior del País, luego Naty nos dijo que era Tucumano, trabajaba de noche en una estación de servicio y los fines de semana de mozo y el dinero que ganaba era para pagar el lugar donde vivía, mandarle a los padres y financiar sus gastos de estudio, ya que con mucho sacrificio estaba en el ultimo año de medicina, faltándole pocas materias para recibir su titulo de medico.

En un momento que estuvimos a solas con Natalia, le dije si estaba loca por decirle cosas intimas de nosotros. Ella me contesto diciendo que no había problema, que el era muy liberal, que le parecía bien lo que hacíamos y que lo había conocido en una marcha del orgullo gay, que si bien el es heterosexual, fue a esa marcha para acompañar a unos amigos gays y lesbianas a luchar por sus derechos.

Le pregunte si se los había presentado a mis padres y dijo que no, que quería esperar un poco que la relación se afiance y me pidió ayuda para preparar a nuestra madre, ya que ella no esta muy de acuerdo de como nos manejamos y nuestras relaciones, que con Pablo no había tenido problema ya que venia de una familia de su “Nivel”, pero con Nacho al ser hijo de padres humildes, tal vez intente rechazarlo, en cambio mi papa no va a tener ningún tipo de problemas.

Que en la cama se levaban genial y ya habían sumado a un par de amigos de el y alguna amiga de ella haciendo tríos.

Paso ese día y un par de mese después fue el que se recibió de medico. Ya que se le hacia difícil por el costo del viaje que sus padres o alguno de sus 8 hermanos asistieran el día que daba su último examen, le organizamos con Naty un pequeño festejo y luego fuimos a comer a una hamburguesería mundialmente conocida junto a un pequeño grupo de sus amigos.

Ya con su titulo de medico en sus manos, comencé el trabajo de “domesticar” a mi madre, tarea nada fácil por cierto, hasta tuve que solicitar la ayuda de Pablo ya que a el lo escucha mas. Como era sabido, con mi padre no hubo problemas.

Después de un lento trabajo, logramos armar una cena en casa de ellos para la presentación formal.

Me pase casi toda la noche pateando disimuladamente a mi madre en las piernas para que cambiara su cara de velorio a una un poco mas feliz, pero por suerte el drama no paso a mayores.

Ya a la madrugada y con los chicos dormidos, decidimos irnos y le ofrecimos a Nacho llevarlo hasta el lugar donde vivía.

Nos saludamos entre todos y en un momento Naty se acerco a mi y me dijo “Ya está listo para un encuentro los cuatro solos”

La mire, le di un OK con mi mano y nos fuimos.

Una semana después, Naty me llamo para ver si podíamos organizar una cena para el sábado a la noche.

Le dije que si, que no había ningún problema.

El sábado llevamos los chicos a casa de mis padres y luego al supermercado a hacer las compras para la cena. Decidimos hacer un asado a la parrilla, el cual lo cocinaría Pablo, con ensalada de lechuga y tomates y una torta helada de postre.

Llegamos a casa y nos pusimos cómodos, es decir, desnudos, ya que en nuestro hogar no usamos ropa, sin importar la época del año que sea.

Pablo encendió el fuego de la parrilla para cocinar el asado y yo, prepare la ensalada y la vajilla que usaríamos.

Dos horas después llegaron ellos, tocaron timbre, salí a abrirles la reja de casa y el se sorprendió que yo saliera desnuda casi hasta la vereda, ya que todos lo que pasaban me veían en bolas.

Le di un beso a ambos, entramos y no bien pasamos la puerta, Naty se saco lo que tenia puesto para quedar desnuda ella también.

Fueron hasta el quincho a saludar a Pablo que estaba haciendo el asado, Naty le dio un beso en la boca, como siempre lo hacia cuando estábamos entre gente entendida del tema.

Nacho los miraba mientras se besaban y luego fue a darle la mano.

Charlamos un rato sobre su futuro, quedamos con Pablo que hablaríamos con un par de administradores de clínicas como así también el director de un hospital público para que pueda entrar a trabajar.

Le reitere que se pusiera cómodo y Naty fue a sacarle la camisa.

Llame a Naty a la cocina y le dije que no apurara a Nacho, que seguramente cuando se sienta cómodo, se sacaría la ropa, que no sea ansiosa, que comprenda que no es fácil ir a la casa de un matrimonio tan liberal y abierto, mas si son sus futuros cuñados.

Preparamos una picada con un par de salamines tandilenses, un rico queso Provolone, alguna aceitunas negras y cerveza. Cuando fuimos hasta el quincho, donde estaban charlando los dos hombres, vimos que nacho ya estaba en calzoncillos.

Lo invitamos a comer algo de la picada que llevamos, pidió permiso para ir al baño a lavarse las manos, le mostramos donde estaban los sanitarios del quincho y al salir, ya estaba en bolas. Una sonrisa amplia se veía en la cara de Naty.

Ahí pude ver por primera vez su verga, aun en estado de reposo se veía bien larga pero no muy gruesa y pensé que ya la vería en acción y así saber realmente como era.

Llego el momento de cenar y fuimos los 4 a la mesa, antes de comenzar, brindamos por un buen debut como profesional y un futuro casamiento.

El acoto que si mi mama pensaba lo mismo.

Naty, Pablo y yo reímos. Pablo le dijo que lo tomara con calma, que ella ya se acostumbraría, mas cuando el hecho este consumado.

Nos conto de sus padres, que su papa era albañil y su madre costurera. Que tenia ocho hermanos, cuatro casados mayores que el, seis sobrinos y otros cuatro hermanos menores. Que su relación mas fluida la tenia con una hermana de 17 años, que este año terminaba el secundario y el próximo se vendría a vivir con el ya que quería estudiar para Ingeniera agrónoma, ya que según nos conto Nacho, hacían falta en su provincia. Aclaro que el le pagaría sus estudios.

“Por lo que vi en las fotos, su hermana es un bombón que me la comería entre dos panes” dijo Natalia.

Riéndose Pablo acoto “Aun no la conoces personalmente y ya te queras coger a tu cuñada !”

“Tiene una mente muy abierta, al igual que yo, a pesar que aun vive allá” aclaro Nacho.

Eso me llevo a pensar y queriendo sacarme una gran duda le dije “Disculpa mi pregunta, pero como un chico del interior que viene de una familia tan tradicional y conservadora esta de novio y con interés de vivir una vida juntos con una chica tan liberal, bisexual y que tiene una relación incestuosa con su hermana?”

Su respuesta fue una de las mas inteligentes, coherentes y lógicas que eh escuchado.

“Tu pregunta es razonable y te cuento, mis padres a pesar de tener 9 hijos casi no se hablan. Mis hermanos mayores son hombres, los cuatro viven con pánico que sus mujeres los engañen y quedar como cornudos, pero ellos si tienen amantes, uno hasta tiene dos y un hijo ilegitimo. Yo no quiero eso, busco lo contrario. Me encanto ver como mis amigos se cogían a mi novia, como ella lo disfrutaba, como le hacíamos una doble penetración gozando todos o como ella disfrutaba mientras yo me cogía a sus amigas. Todos felices y sin miedos. Con respecto al incesto me entere hace poco días, pero si a Uds. las hace felices y se sienten bien, yo estoy totalmente de acuerdo. Me encantaría que alguna vez mi hermana, que es la que mas se parece a mi hago lo mismo y deje de lado esas ideas arcaicas que sin suerte le intentaron inculcar”

Quede sin palabras y hasta hoy es la respuesta mas clara que me dieron. Seguro que si hoy, a muchos swinger les pregunto por que lo son, no saben que responderme.

Fuimos al living a tomar un café mientras continuábamos la charla, yo sentada en uno de los taburetes altos de la barra y Naty se acerco de atrás y abrazándome, tomo con ambas manos mis tetas, mas que claro que ella ya no quería mas palabras y pretendía pasar a la acción.

Me di vuelta para darle el gusto y además, yo también estaba algo caliente ya y quería probar a mi futuro cuñado. Así que tome su carita de ángel y le di un gran beso de lengua, mientras los hombres miraban el inicio del show, ella bajo hasta mis tetas las cuales chupo magníficamente como siempre lo hace, continuo bajando hasta llegar a mi concha, que ya desprendía gran cantidad de jugos, abrió mis piernas, las puso sobre sus hombros y hundió su lengua en mi cuevita de amor. Acabe mirándolo a Nacho, viendo su reacción, el solo miraba pero su pija ya estaba en lo mas alto, pero aun no quería ir con el, tenía que retribuirle a mi hermana el polvo que me hizo tener, así que la ayude a que se recostara en la barra y parada al lado de ella la bese en la boca, mientras metía mis dedos en su vagina, ya bien lubricada, baje a sus hermosas tetas naturales y de ahí besando todo el cuerpo hasta su clítoris, el cual lamí como a ella le gusta, metiendo un dedo en la concha y otro en su culo, no tardo mucho en acabar

Se bajo y juntas fuimos hacia los hombres, me pare frente a Nacho y mirándolo le dije “Bueno, voy a tomarle examen a mi futuro cuñadito”

me apoye en el sillón con mis manos a cada lado de su cuerpo y con mis brazos extendidos, busque su boca y metí mi lengua, el aun algo nervioso respondió moviendo la de el. Luego de unos minutos y aun de pie, levante mi pierna derecha y apoyando el pie sobre el apoyabrazos del sillón, de esa forma quedaría bien abierta, hasta mis labios vaginales estaban separados. Mirándolo, tome con una mano la cabeza de su nuca y lo guie hasta mi concha, invitándolo a chupármela, mientras, al lado, Naty arrodillada se la mamaba a Pablo que mirando al techo gozaba como loco tener en boca de su cuñada su enorme pija.

Mi futuro cuñadito estaba aprobando su examen oral y reconozco que en mi posición de parada, con un pie en el sillón, haciendo equilibro mantenerme sin caer al suelo mientras acababa fue todo un logro.

Una vez que me saco un nuevo polvo, me arrodille frente a el, primero lamí su cara ojada por mis jugos y tome su verga con mis manos, baje hacia ella y por primera vez la vi dura, mostrándose realmente como es y les cuento que era rara para mi.

Finita y larga, con un glande como nunca había visto, tipo flecha o mejor dicho, tipo cono, en punta, me imaginaba que para el culo seria genial, ya que lo abriría muy fácil.

No estaba depilado aunque si los tenia recortados (Tendré que hablar esto con Naty, es mas lindo chupar una verga sin pelos), lamí sus huevos, con un escroto largo también, hecho que hacia que colgaran bastante sus bolas. Le dedique un rato a cada huevo, mientras él me decía “Así Así” Ya con sus bolas bien masajeadas, lamí su glande y me fui introduciendo en mi poca esa varita, eso si, muy dura. No logre meterla toda, pero si lo suficiente para que sintiera un hermoso placer, en eso lo escucho decir a Pablo “Viste Nachito, las hermanas son iguales cuando te la maman, si te vendan los ojos, no sabes cual lo esta haciendo” a lo cual, el respondió afirmativamente con su cabeza sin emitir sonidos., me pare, lo tome de la mano y le dije, vamos a mi dormitorio, que te quiero comer solita. Subimos las escaleras, encendí los veladores y nos hicimos un 69, de esa forma logre que su lengua entrara mas en mi interior y acabe nuevamente, gemí mucho sin dejar de mamarlo. ya estando a mil, me baje recostándome a su lado, abrí mis piernas y le dije “Veni a comerte la hermana de tu novia” Se subió arriba mío, metió su lengua en mi boca y su pija encontró el camino a mi concha sin ayuda, entrando sin paradas hasta el fondo. Besándonos apasionadamente y al ritmo de los gemidos de alto volumen que daba Naty, me dio un bombeo rápido y continuo, los cuales lograron sacarme orgasmos repetitivos, cortos pero gran cantidad, como muchos golpes eléctricos juntos.

Lo abrace con mis piernas, empujándolo hacia mi para que entrara toda.

Mirándome dijo “Quiero acabar dentro tuyo”

“Si mi amor, dale acaba, lléname de leche, lo deseo” levantando mi pelvis así cada chorro de esperma llegaba en lo mas posible en mi interior. Ese polvo que me estaba dejando mi futuro cuñado hizo que yo también terminara con varios espasmos y contracciones.

Aun agitado por semejante cogida pregunto si había aprobado el examen.

“Mmmmm esta parte si, aun falta una materia” y reímos juntos.

Al bajar Naty estaba cabalgando brutalmente a Pablo y llegamos justo que el llenaba su útero con su esperma.

Se paro, la leche aun salía de su interior, puse mi mano en su concha, junte algo en mi palma y luego la lamí.

“Yo tengo la de tu novio también”, ella haciendo lo mismo que yo, la junto en la palma de su mano, lamiéndola.

Nos sentamos, le preguntamos a Nacho como la paso y dijo que genial.

Preparamos unos cappuccinos para todos y los bebimos mientras comíamos unos amarettis.

Sin hablar mucho después del primer polvo, me levante, me puse frente a el de espaldas y tocándome el culo dije “Tenes que dar la otra parte de tu examen”

“Ya vas a ver que se saca un 10” aclaro Naty.

Nos arrodillamos las dos en el sillón, apoyando nuestros codo en el respaldar y esperándolos a ellos.

Sentí como dos manos abrían mis glúteos y una lengua lamia mi ojete, abrí mas las piernas para que mi agujero se abriera fácilmente, pero con la forma tan especial de su verga, sabia que entraría muy fácil y así fue. Apoyo su glande en mi orificio y entro sin ningún tipo de sufrimiento. Por el largo de la pija, lo sentía casi en mi estomago.

A nuestro lado, Pablo ya tenia enculada a mi hermana. Nos miramos entre ambas y mientras nuestros jadeos y gemidos iban en aumento, nos besamos, chupándonos nuestras lenguas.

El primero en acabar fue Pablo, inmediatamente lo hizo Naty a los gritos que lograron que Nacho acelerara su envestida y llenara hasta casi mi garganta de leche caliente.

Ambos salieron de nosotras, le di un fuerte beso a mi hermana diciéndole, que su novio había aprobado el examen y como ya era medico, necesitaría ese tratamiento mas a menudo.

“así será…… y cuando forme parte de nuestra familia, mas aun”

Así conocí a mi futuro cuñado, padre de mis sobrinitos.