Todo lo que fui capaz de hacer por un simple piercing

Me parece extraño ser yo el que este escribiendo estas líneas en este momento.

Hoy soy yo el que se encuentra aporreando el teclado; con el mar de fondo y en mi cabeza, de neurona a neurona, se tropiezan un sin fin de pensamientos ; ¿como hemos llegado a esto?

Miro hacia atrás y Alicia, todavía duerme, agotada por lo todo lo ocurrido la tarde y noche anterior; puedo ver los agujeros de sus entrañas, totalmente abiertos, rojos de la irritación y brillantes, por los borbotones de semen, que todavía escurren de ellos; todo el pequeño apartamento huele a sexo; me acerco y acaricio su cuerpo y mi mano se queda pegada a su piel, por…………… ¿CÓMO HEMOS LLEGADO A ESTO?

Trato de recordar, mi corazón se siente extraño, mi polla esta más tiesa que nunca recordándolo todo,,, tengo que sacarlo fuera, tengo que contarlo y que mejor que con vosotros, autores de relatos y lectores de ellos, de los que yo otras tantas veces he disfrutado, hoy me toca a mi, ser el que os cuente lo ocurrido y me ayude a llegar a mis propias conclusiones.

Estamos de vacaciones en un pueblecito de la costa; venimos hace un par de años y nos encanta el sitio por lo tranquilo que es, sus gentes y sobre todo por la playa nudista que es por lo que precisamente aquí estamos; no hay nada igual como poder bañarte y disfrutar del mar y la arena como viniste al mundo.

Es el séptimo día de vacaciones, a estas horas estaríamos tomando el sol y seguro en breve nos estaríamos dando un chapuzón antes de comernos lo que tuviéramos preparado y dormir la siesta en la playa; pero tras lo de ayer, todo ha cambiado.

Estos días en la playa todo ha sido como siempre; nos es que seamos unos monumentos, pero tampoco somos del montón; Alicia es guapa, muy alegre, castaña con los ojos azules tirando a verdes, una sonrisa increíble. Solemos hacer deporte, tiene un cuerpo tonificado y unos pechos de talla 90, copa B que junto con el piercing que tiene en su sexo; en más de una ocasión vemos a nuestros vecinos de jornada playera y toallas colindantes que les levanta alguna que otra “pasión”; bueno ya me entendéis.

Como todo el mundo en los tiempos que corren, venimos con lo justo y para evitar gastos, solemos preparar por la mañana, nuestra neverita portátil, con las bebidas y la comida que hemos preparado, para pasar el día entero en la playa.

En alguna ocasión con algunas de las familias vecinas de sombrilla, intercambiamos cubiertos, sal; bueno lo típico que por mucho que prepares, siempre se te olvida, pero por lo demás todo transcurre con mucha normalidad y tranquilidad o más bien transcurría.

Ayer después de comer, estábamos tumbados y se nos acercó uno de los vendedores ambulantes que pasan por allí, un chiquito de color joven, cargado hasta los topes, con relojes, vestidos, pareos, bueno parecía un kiosco ambulante; dejando caer delante de nuestras toallas, parte de la mercancía.

Yo vendo, vendo… tu queres algo,,, bueno, bonito, barato, yo todo nuevo… tu queres; anda compra algo, yo dinero, yo hambre, mucho calor……

Alicia y yo le miramos, echamos un vistazo a lo que tanto insistía, pero la verdad es que no tenía ninguna intención de comprar nada y justo cuando iba a decir que no nos interesaba nada,

Perdona, de estos pareos ¿tienes en verde y azul?

Rápidamente el vendedor, deshizo un hatillo que llevaba y sobre la toalla, extendió la manta, donde tenía muchos pareos enrollados.

Si yo tengo muchos, mirar mirar, 20 euros; si tu gustas.

Alicia empezó a buscar entre todo el montón y el vendedor, se acerco a la sombrilla, para protegerse un poco del sol, la verdad es que con el calor que hacía, ir por la arena, descalzó y cargado como iba, que parecía un armario ropero, tenía un gran mérito.

El año pasado me quede con las ganas, lo estuve buscando pero no había; todos tenéis, azul y verde, pero yo quiero así, cogiendo dos y haciendo el ejemplo, más verde que azul, ¿lo tienes?

Alicia cogió su lata de refresco y tomo un trago y el vendedor se quedo mirando y dio un trago imaginario, relamiendo sus labios y con su brazo secando el sudor de la frente.

Los dos nos dimos cuenta de su gesto y como no podía ser de otra manera, siendo Alicia como es, se giró dando la espalda al vendedor poniéndose sobre sus rodillas y abriendo la nevera, para coger algo.

Los ojos del vendedor, se abrieron de par en par; a su vista, con ese movimiento, había quedado totalmente expuesto y cercano el sexo de Alicia, aún algo hinchado y enrojecido, por los últimos juegos que habíamos tenido cuando nos habíamos bañado hacia unos minutos; un gesto que en absoluto pudo pasar desapercibido, ni por mi ni por él, que al caer en la cuenta, de mi presencia, giro su mirada y al cruzarse con la mía, hizo un gesto como de disculpa y nos quedamos mirándonos un momento.

Solo tenemos estos refrescos, ¿quieres uno?, dijo en ese momento Alicia, sacándonos a los dos del cruce de miradas, que manteníamos y alargando la mano para darle una lata.

Oh! Si gracias, mucho sed, gracias.(Alargo su brazo y cogió la lata de la mano de Alicia).

Rubén,,,,,,,, Rubén,,,,, ¿todo bien?, pasa algo

Que… si… si todo bien,

Tenías una cara, como si hubieras visto un fantasma. (Dirigiéndose al vendedor); pues no veo como yo quiero, si mucho azul y verde; pero no como yo busco, ¡que putada!

Yo tengo, no aquí, pero otro sitio, yo traer luego, tu segura yo traigo luego.

Bueno vale, pero al final es como el año pasado me voy a quedar con las ganas… anda y esto ¿qué es?

Dirigiendo la mira a la caja de herramientas y señalando unos sobres de plástico con baratijas dentro.

Eso picing,

¿qué? No te entiendo

Son picing, como tu tienes y con el dedo señalo el sexo de Alicia.

En ese momento Alicia se sonrojo y se dio cuenta de que el moreno, no había perdido ningún detalle de su anatomía cuando se había dado la vuelta para coger el refresco de la nevera y entendió mi gesto; intercambiamos una mirada rápida y siguió como si nada, pero delatando su erectos pezones, que la situación la había excitado.

Ahh!!… piercing, ¿puedo verlos? (y empezó a rebuscar en ella) Anda este como mola, este también es un piercing. (yo no lo alcanzaba a ver)

Si picing, tipo anillo, vale por ti, seguro….

Como mola, es un poco fuerte, pero me gusta mucho (muy ilusionada), te lo compro, ¿cuánto vale?, ahora no me vayas a intentar engañar, eh.. que yo no valgo para regatear.

Yo , tu no, chica guapa, amable con mi, yo no cobro, yo regalo, por ti; tu acordas de mi más tiempo.

No hombre, yo te lo pago, que me haces sentir mal, anda……

El vendedor empezó a recoger la mercancía, miro a Alicia de manera firme y segura, cogiendo la caja y dejando el sobre de plástico en la mano de Alicia y con un tono algo más fuerte y ofendido….

Tu calla, yo regalo para ti, tu buena chica acepta, tu regalo refresco yo regalo picing, tu sentir bonita, por mi yo contento.

Se levanto, cogió el refresco y con un paso rápido se alejo entre las sombrillas y la gente.

Vaya carácter, cualquiera no le acepta el regalo, jajajaja, ¿qué es?

Alicia con una sonrisa picarona abrió el sobre y me puso sobre la mano el piercing. Era un as de Picas y en la parte de arriba, tenía unas letras, una B, una I, una I, una C y una H…. la verdad es que era muy curioso, pero B I T C H…….

Alicia, esto significa….. ¡joder!

Por eso mola, no lo había visto nunca, es sexy, no te parece, llevar un piercing en el mismo, que diga PUTA jajaja, trae damelo que voy a ponérmelo,

Pero te lo vas a poner ahora, espera para desinfectarlo, a saber por donde ha estado.

Joder,,, no había caido, a ya sé;

Cogió el neceser, lo abrió y empezó a rebuscar ……saco la mano con un pequeño bote de alcohol.

Solucionado con esto lo desinfecto, acércame el tapón de la coca cola.

Cogió el tapón, puso el piercing dentro y vertió por encima hasta cubrirlo un buen chorro de alcohol.

Estas como niña con zapatos nuevos, jajaja. Hasta que no te lo pongas no vas a parar, ten cuidado no te hagas daño.

Vi como sacaba el piercing, lo agitaba y soplaba, se giró hacia mi y me dio a sujetar el piercing, mientras que se empezaba a quitar el que tenía.

Espera dame ese, para pasarlo según quito este, toma; sujeta así un poco la toalla, tampoco es plan que me vean espatarrada, haber así,,,, vale, ya, toma este y tachán,,, que te parece…

Joder,,,, (jajajajaja) nos reimos los dos, nunca mejor dicho, hostias como mola; te hace más, no sé…

Anda,,,, putilla… siiii, sabes que me encanta…

A ver, acércate que pueda verlo mejor.

Jajaja,, no no no, ya lo veras luego de cerca, cuando me estés comiendo el coñito, cochino,,,,,,,,,,

Y dicho esto, se alejo corriendo a darse un chapuzón.

Bueno, con vuestro permiso hago un pequeño inciso, por que creo que se me olvido mencionaros, que nuestra relación es muy buena, en todos los aspectos, pero en lo que a sexo se refiere, es increíblemente buena.

Alicia y yo, disfrutamos de una manera increíble el uno del otro; buenos seamos sinceros, ella es muy ardiente, nunca imagine tener la suerte de encontrar una mujer tan activa y abierta en ese aspecto.

En nuestras relaciones incluimos algunas experiencias exhibicionistas, un poco de sado, ataduras, antifaz, vibradores, braguitas con vibración a distancia; en un par de ocasiones probamos el squirting, una experiencia increíble, la volvió loca de placer y la llevo a un estado de ardor irrefrenable, que culmino en una de las ocasiones con mi puño entero dentro de su sexo.

En una ocasión estuvimos por curiosear en un pub liberal; pero solo tuvimos relaciones nosotros; también hemos publicado en una web, algunas fotos de Alicia desnuda, que tuvieron muy buena aceptación, recibiendo muchos mail, con comentarios muy diversos, acompañados de fotos algunas de parejas y otras solo de hombres mostrando sus pollas; lo que en más de una ocasión nos ha causado risas y algún que otro buen polvo y como todas las parejas, tenemos aún algunas fantasías por cumplir, que con el tiempo ya veremos; pero volvamos donde estábamos.

Viendo a Alicia bañándose, se me vino a la cabeza, la cara del vendedor, cuando pudo contemplar, tan de cerca las intimidades de la anatomía de Alicia y lo que se le abría pasado por la cabeza o hubiera echo yo en su situación…… tuve que ponerme boca a bajo, para poder disimular la tremenda erección que me produjo, cerré los ojos y poco me quede dormido.

Vamos dormilón, que ya es hora de ir recogiendo, pero bueno que tenemos hay,,,, ya veo que no todo en ti esta dormido, jajaja.

Anda graciosa, (tapando un poco con mis manos la erección que aún tenía), ya veras cuando lleguemos al apartamento, haber quien ríe más.

Empezamos a recoger y mientras Alicia recogía, las cosas, yo lleve al coche la sombrilla y las tumbonas, luego regrese y ya con Alicia llevamos el resto; es lo que tiene el ir tan preparado a la playa, parece que vas de viaje todos los días.

Dejamos todos los trastos en el coche y nos acercamos a lavarnos los pies, darnos una ducha y no poner todo el coche lleno de arena. Primero se lavo y ducho Alicia y mientras se secaba, lo hice yo.

Rubén, ¿dónde esta el bolso con la ropa?(Con cara de enfado)

Pues,, creo que lo deje en el coche, no me di cuenta; tampoco es para tanto.

Me di la vuelta para coger mis chanclas y cuando me giré, vi junto a Alicia, al vendedor, que la estaba diciendo algo, me acerque para ver que quería.

Yo busco tu, yo tengo tu quieres, ven; yo guardo furgoneta, mi amigo tenía yo cambio por ti…

La cogía del brazo y tiraba de ella a la vez que señalaba hacia el aparcamiento.

Vale, espera termino de secarme y vamos, Rubén creo que dice que tiene un pareo como el que yo quiero.

Nos pusimos las toallas alrededor del cuerpo y tras el vendedor, llegamos a una zona apartada del aparcamiento. El vendedor abrió la puerta trasera de una furgoneta, bastante mal trecha, parecía un bazar; estaba repleta de vestidos, pareos y un montón de cosas y en un lado tenía todas las cosas que antes llevaba y de entre ellas sacaba un pareo Verde y Azul, como el que Alicia tanto quería.

Este, es este, por fin, desde el año pasado y tiene un montón de flecos y más verde que el que yo había visto, gracias…… lalalalala…….

Dio un par de vueltas con el pareo al aire, a la vez que daba un par de saltitos, cuando, sin darse cuenta, piso la toalla, tropezó y fue a caer al suelo de golpe, con el pareo encima. Me acerque corriendo.

Alicia, Alicia, todo bien, cielo, ¿te has hecho daño? (apartando un poco el pareo)

No, no estoy bien, que caída más tonta, a quién se le ocurre, hacer el indio con estas chanclas; anda ayúdame a levantarme.

El vendedor también se acerco y entre los dos empezamos a ayudarla a levantarse, el cogió el pareo y la toalla y yo la ayudaba a ponerse de pie, cuando…..

Ay, ay ay,,,,, para, para,,,,, que daño, para.

Los dos nos miramos asustados., Alicia llevo una de sus manos hacia la tripa…no se veía nada, todavía tenía el paro por encima, el vendedor, hizó por quitarlo

Ahhh, para, PARAAhh…..me tira, joderr,,,

Yo: Pero , yo, ¿qué pasa?

Estaros quietos; es el pareo,,, ¡JODER! se me ha liado en el piercing……; Rubén, ayúdame tú a levantarme.

Sujeto ella parte del pareo y la empecé a levantar, cuando empezó a ponerse de pie, otra vez.

Ahhh,,,,, Ostiasss!!!; pero que pasa….

La situación eran algo rocambolesca, el pareo tan largo y con tantos flecos por todos los lados, se había enrollado también en las chanchas y tampoco podía ponerse de pie, sin que tirara del piercing; dejándola en una posición bastante incomoda, con un brazo liado, enganchado detrás, la espalda algo curvada hacia delante y las piernas algo flexionadas.

Entre los dos cogimos a Alicia en volandas y nos dirigimos hacia la furgoneta, con la mano que tenía libre, ella intentaba soltar el pareo, sin resultado; cuando fuimos a dejarla sobre el resto de pareos y vestidos, empezó a quejarse de nuevo.

Ay ay, ay,,,, no me sueltes, que no puedo sujetarme, me tira y me caigo,,, ahhhh

Me quede con una pierna dentro de la furgoneta y la otra fuera; sujetando sobre mi la espalda de Alicia, que ya con algunas lagrimas en los ojos, empezaba a ponerse nerviosa….

Tranquila, yo ayudo, tranquila;

Agarro el pareo en la zona de los pies con las dos manos y de un tirón fuerte lo rompió como si fuera papel, liberando las piernas de Alicia, que respiro algo aliviada, sin detenerse y sin dar tiempo a nada, empezó a apartar rápidamente el resto del pareo, ascendiendo sin pausa, por sus piernas, llegando al piercing.

Yo veo, mucho lío, no pudo;

Quítalo por favor, me hace daño,,, me tira mucho…. ay,,,,

El vendedor sin pensarlo, hundió su cabeza entre las piernas de Alicia….

Ehhh!!! Tío donde vas, ¿ pero que coño haces?.

AHHHH!!! Rubén me cago en la puta,,, no me sueltes que me……; ay … ay… Ahh!! Rompes….

El vendedor apartó parte del pareo, ahora podía ver como con una de sus manos tenía sujeto parte del pareo, con un par de dedos de la otra, sujetaba el piercing y con los dientes, rasgaba los hilos, una vez, otra… ya quedaba menos, Alicia ya no se quejaba, descansaba sobre mi estomago; veía como el piercing, se perdía entre los labios del moreno y cuando se separaba, escupía parte de los hilos que arrancaba; se podía ver totalmente estirada la piel del sexo de Alicia, que ahora estaba en total silencio…..; es verdad estaba en silencio; baje la mirada y la vi con la mano tapándose la boca, con un gesto extraño en su rostro.

Alicia cariño, tranquila; ya falta poco, un par de hilos y ya está.

El moreno mordió con fuerza los último hilos que sujetaban el piercing, yo cogí la mano que Alicia tenía en su boca, un golpe seco libero el piercing y la piel de su sexo, se replegó bruscamente; su cuerpo se tenso, arqueo su espalda y un profundo y ahogado suspiro abandono su boca a la vez que un increíble chorro de fluidos, salía de su sexo y se estampaba contra la cara del moreno, volvió a estremecerse, otro gemido y otro chorro de fluido dio esta vez contra el pecho del libertador y otro; ¡estaba eyaculando!.

Se retorcía, temblaba; avergonzada se metió hacia el fondo de la furgoneta, alzó su mirada, los dos estábamos paralizados, mis piernas temblaron, sentí una corriente recorrer todo mi cuerpo, su mirada estaba como perdida, con su mano frotaba su sexo desesperadamente, me quite la toalla y fui corriendo a taparla, no me dio tiempo a llegar, se abalanzo sobre mi y engullo mi polla, hasta el fondo de su garganta de un solo golpe, no pude resistir y de mi interior empezaron a brotar chorros de semen que fueron a parar directamente a su estomago; fue tan intenso tan brutal, que mis piernas se doblaron y eran incapaces de sostenerme, ella me miró…….

M Á S, quiero MÁ SSSSSS;

Se giró, el vendedor alucinado por todo lo que acababa de ver, estaba de pie a un lado de la furgoneta, su bañador parecía una tienda familiar de las que venden en el Decathlón, Alicia fue hacia el y con sus manos cogió las bermudas y al igual que había echo el con el pareo, se las arranco de un tirón; el miembro del vendedor, salto como un resorte, dando un golpe en la cara a Alicia….

D I O S SSSS; justo lo que necesitoooohhhhh, que belleza, que monstruosidad, síiiiiiiiii; Uhmmm, slup,,,, aghrfff.

Empezó a lamer y a chupar aquel miembro, como si se le fuera la vida en ello. Fijándome detenidamente, realmente era monstruoso; era enorme, grueso, debería medir unos 26 centímetros una punta delgada pero un glande bastante grueso y un tronco incluso más grueso que el glande, lo que impedía que Alicia, pudiera alojarlo en el interior de su boca, a pesar de esforzarse y abrir las mandíbulas como si de una boa se tratase intentando engullir a su presa.

Ahhh, mi gusta,,,,,, siii, yo no mujera mucho tempo; tu placer mi ahhhggg….

Slup, slup. Tu me has aliviado a mi, ahora me toca devolverte el favor…..aghrfff, uhmmm, Rubén, por favor cierra la puerta de la furgofffnneta…. uhmmmm, tu ven aquí, túmbate, quiero sentirla dentro.

Alicia empujó hacia el centro al vendedor, y yo empecé a cerrar las puertas de la furgoneta, al volver a mirar hacia el interior, pude ver, como mi dulce compañera, poseída por el deseo, sujetaba con su mano, ese engendro monumental de la naturaleza, que me hacia sentir muy pequeño, pero a la vez increíblemente excitado, de tal forma que no podía apartar la mirada; habíamos hablado en alguna ocasión de tener sexo con otros en una de nuestras fantasías, pero ya estaba siendo real

Alicia movía las caderas, giraba, daba algunos saltitos, avanzaba y retrocedía, pero su sexo, no toleraba tan desproporcionada intromisión……

No entráaahhhh, no entraaahh, joder,,,,,, más,,, quiero sentirla un poco más.

Volvía a presionar, se levanto, escupió sobre su mano, extendió su saliva en el capullo y volvió a presionar, no obtuvo resultado……

Tu queres toda,,,, dentró,,,, tu seguro,,,

Siiii, quiero toda dentro, siiii, por favor, quiero que me rompas cabrónnn, taladrameeeehhh.

Yo se tu necesitas,,,,, tu seguro,,,, de verdad…..

SIIIIII;;;;;;;;; C L A V A M E L A HHHHhhh

En el aire sonó un tremendo ¡splash! y otro ¡splash!, Alicia se arqueo y un buen trozo de carne invadió su cuerpo, reaccione y vi como de nuevo una de sus manos gigantescas, con bastante fuerza impactaba en el culo a Alicia…. ¡splash! y luego la otra ¡splash!; sus dos cachetes estaban totalmente rojos, pero con cada cachetada un trozo de carne entraba más en su cuerpo, y más y otra cachetada, y otra……

Más fuerte,,,, dame más fuerte,,,,, por Dios quiero que me destroces, ahhgg,

Una lluvia de manotazos empezó a resonar, con un ritmo despiadado, Alicia estaba siendo azotada y empalada a la vez; faltaban solo un par de centímetros, para que los huevos del vendedor, se encontraran con el cuerpo de Alicia, levantó los brazos, tensó los músculos y con las dos manos de manera simultanea, golpeó en los ya enrojecidos cachetes del culo y a la vez, dio un golpe de cadera tremendo, dejando a Alicia totalmente pegada a su cuerpo.

El vendedor empezó a bufar y a gemir, su cuerpo se tenso….

Tu toma,,,,,,, ahhhhh,,,,, yo corro en tíiiii,,,,,,

Nooohhhh, todavía nohhhhhh.

Demasiado tarde, borbotones de semen, empezaron a salir entre las paredes del sexo de Alicia, como si fuera a presión, acompañados con algunos sonidos del poco aire que quedaba en su interior……….me acerque a su lado tímidamente

Ahhh, que presión,,,,, parece que me estas lavando por dentrohhhh…… Rubén,,, todo bien……Rubén,,,,,,,,

Si todo bien,,,,,ahhhhh.

Con una de sus manos cogió mi polla me acerco de golpe a ella y volvió a engullirla, ni que decir, que fue sentir el calor de su boca y todo mi ser de nuevo se derramo en su interior. Se apartó y me enseño la boca llena de mi semen, la cerro y volvió a abrirla para mostrar, que ya no estaba.

El vendedor respiraba sofocado, Alicia había seguido moviéndose dulcemente sin abandonar su montura; note un movimiento por el cristal vi venir a dos motos de la policía, que bajaban por la parte del aparcamiento hacia la playa, creí que venían hacia nosotros; pero pasaron de largo.

Uhmmm, noto como se hace pequeña dentro de mí……; tengo el culo al rojo vivo cabrón…… me has empaladoohhh……. me has inundado,,,, pero ahora seguro que entra mejor nooo,,,,,, dame un poquito más,,, andaaa,,, un poco máss….

De repente, las puertas de la furgoneta se abrieron de par en par, creí que sería la policía; que vendrían por el escándalo que se había debido de oír, pero no………….

Por la puerta lateral y por el fondo, aparecieron otros vendedores, que venían corriendo huyendo de la policía, con todos sus hatillos, vestidos y baratijas; para ponerlas dentro de la furgoneta en la que se conoce que todos venían juntos a la playa………

Todos nos quedamos paralizados,,,,,,, bueno casi todos….

M Á S, quiero MÁ S.

Y bueno aquí estoy, hemos llegado al apartamento a las cinco de la mañana, son las dos de la tarde, Alicia, no ha desayunado y sigue durmiendo; la pregunté si quería comer algo, no me contesto, pero me imagino, con la cantidad de leche que ayer engullo y tragó, dudo que la tuviera; su culo y su coño están totalmente distendidos, puedo ver desde donde estoy todas sus entrañas por ambos agujeros sin esfuerzo; la situación fue brutal, no fue sexo dulce, como uno se imagina cuando tiene sus fantasías de compartir a su amada con otros; tiene algunos moratones en los pechos, los cachetes del culo, hoy tornan a morados; los labios están algo cortados, de cuando consiguió engullir la polla del primero de los vendedores; es increíble como pudo aguantar hasta dos miembros de esas proporciones en el interior de su coño; acabo de oir como de su cuerpo se escapa más aire y veo otro borbotón de esperma, resbalando por su piel hasta la ya encharcada sábana.

No se ni que pensar, un mar de pensamiento e ideas inundan mi cabeza; me siento dolido, mi polla sin embargo sigue tiesa todavía y ya me he masturbado ocho veces consecutivas, antes de empezar a escribir este relato…… empezaremos con la novena……

Alicia esta abriendo los ojos,,,, se la ve tranquila, relajada, me esta mirando…. dirige la mirada a mi polla….

M Á S….. quiero M Á S.

Lo siento tengo que dejaros…………. os iré contando….. Ahhhhgghghg….