Mi mujer, mi esposa, se termina convirtiendo en mi ama, ella ordena y yo simplemente me limito a obedecer todo, sin preguntas, sin dudarlo

MI SEÑORA, MI AMA I

Una tarde, estaba sentado delante de mi ordenador, pasando el rato y bastante calor, cuando recibí un correo.

.- Hola, he leído tus relatos de sumisión, últimamente sueño con tener un sumiso, me gustaría que charlásemos y me contaras tus experiencia

El corazón me dio un vuelco, alguien contactaba conmigo para charlar sobre la sumisión

.- Estaré encantado de charlar contigo, pero eres hombre o mujer, no es que me importe mucho, pero me gustaría iniciarme con una mujer

.- Soy una mujer, no te engaño y no me gusta que me engañen. Mira, un perro como tú no puede tutearme, de ahora en adelante me llamarás Ama, ¿entendido?

Estas palabras tan contundentes y mi deseo por ser sumiso, hicieron que entrara en el juego de forma inmediata

.- Si Ama, como usted diga

.- Así me gusta perro. Lo primero que vamos a hacer es que me mandes fotos tuyas, quiero verte antes de aceptare como esclavo, ¿entendido?

.- Si Ama, se las enviaré en cuanto pueda

.- ¿En cuánto pueda?, no perro, las quiero ahora mismo

.- Pero Ama, está mi familia en casa, mi mujer, mis hijos

.- Me importa una mierda perro, si quieres que sea tu ama, me las envías ahora mismo, ¿entendido?

.- Entendido Ama

Dejé el ordenador y me levanté, con mucho cuidado de que mi familia no sospechara nada, me fui al baño e hice unas cuantas fotos, en ninguna se veía mi cara y todas eran vestido. Mi ama estaba esperando a que las enviara

.- Ama, ya se las he enviado

Silencio al otro lado

.- Ama, ¿le han llegado?

.- Perro, ¿eres tonto o que te pasa?, me envías unas fotos vestido, las quiero desnudo, quiero ver a mi perro desnudo y conocer quien será mi esclavo desde hoy

.- Ama, lo siento, enseguida se las mando

Me levanté de nuevo, volví al baño, me desnude y saque unas cuantas fotos, de cuerpo entero, de perfil, de mis genitales y culo. Volví al pc y se las envíe. Esperé un rato para ver que me decía

.- Muy bien perro, así es como las quiero. Perro tienes mucho pelo en el cuerpo, te quiero depilado entero

.- Pero Ama, mi mujer verá que me he depilado y preguntará

.- Perro, le dices que lo has hecho porque quieres cambiar de aspecto o porque hace calor y te molesta, lo que quieras, pero las quiero el viernes.

.- Ama, hoy es martes, no sé si podré tenerlas

.- Perro, cómprate crema depilatoria, mañana te la das y el viernes me mandas las fotos

.- Entendido Ama, haré lo que usted me pide

.- Perro, hasta el viernes no quiero hablar contigo, ni se te ocurra mandarme algo. El viernes lo único que tienes que mandarme son las fotos, ¿entendido perro?

.- Si Ama, entendido

Mi Ama dejó de enviar correos, se había desconectado. ¿Cómo diablo podría hacer eso?, ¿Cómo me depilaría sin que mi mujer sospechara nada?, las piernas me temblaban, estaba nervioso y excitado, mi pene había alcanzado su total erección ante esta nueva situación, este cambio en mi vida.

Al día siguiente, miércoles, compré dos botes de crema depilatoria, nunca me había dado y no sabía si con uno tendría bastante.

Cuando llegué a casa, después de trabajar, mi mujer vio lo que llevaba

.- ¿Y esto para que es?

Supongo que mi cara se ruborizó, no sabía que contestarla

.- Sabes, hace un calor tremendo y he pensado en depilarme todo el cuerpo

.- Ah, vale, ¿quieres que te ayude?

.- Pues no me vendría mal

.- Vamos al baño

Fuimos al baño, me desnudé y metí en la ducha. Mi mujer cogió uno de los botes y comenzó a untarme la crema, primero brazos, espalda y pecho

.- La verdad es que tienes mucho pelo

.- Si, nunca me ha dado por hacerlo y la verdad es que me apetecía probar

.- Luego te picará

.- ¿Mucho?

.- Con el sudor, seguramente si

.- Bueno, tampoco será para tanto

Mi mujer cogió la ducha y la esponja y comenzó a quitar la crema, los pelos caían solos, mi Ama estaría contenta, pensé.

.- Jaja, que raro estás

Miré mis brazos y pecho, la verdad es que se veía raro y blanco, necesitaba tomar el sol

.- Bueno, sigamos

Cogiendo de nuevo el bote, comenzó a untar la crema por mis piernas, fue subiendo hasta llegar a mis huevos y mi polla y mis cachetes. Cuando fue a dejar el bote, le comenté

.- Ponme también en el culo, ¿no?

.- ¿También el culo?, que rarito estás hoy

Cogió crema, subí una pierna y untó mi culo con ella. Pasados unos minutos, repitió la operación de la esponja y la ducha. Cuando terminó, se separó de mi

.- Jajaja que pinta tienes, así todo blanquito y sin pelos, estás raro

.- Déjame ver

Salí de la ducha y me puse delante del espejo

.- Joder, la verdad es que tengo una pinta muy rara, jaja

.- La verdad es que no estás mal, quizás me acostumbre a esto

.- Pues quizás tengas que hacérmelo más veces, igual me gusta

Mi cuerpo sin pelo, se veía extraño, al estar rellenito, mis pechos se veían prominentes coronados por unos pezones un tanto oscuros. De mis genitales no podía opinar, estaba acostumbrado a llevarlos rasurados, pero al estar todo su alrededor depilado, se notaba raro.

Mi mujer salió del baño, yo me puse un pantalón corto y salí tras ella. Las fotos las haría más tarde, cuando pasase la emoción del depilado y la casa estuviese tranquila. Ya por la noche, me metí al baño y comencé a sacarme fotos. Esa misma noche se las envíe a mi Ama.

El jueves y parte del viernes, los pasé nervioso, ansioso por ver si a mi Ama le habrían gustado las fotos, por saber que diría de ellas.

Llegó el viernes, salí rápidamente del trabajo, quería conectarme lo antes posible, para ver si mi Ama me había enviado algún correo, estaba impaciente y nervioso. No había nada de mi Ama.

Durante un rato estuve navegando por inútiles páginas, haciendo tiempo y esperando ansioso que mi Ama me enviase algo. Por fin entró un correo suyo

.- Perro, estás

.- Si Ama

.- Perro, he visto las fotos. Lo primero decirte que me has obedecido y eso me gusta. Lo segundo es que pareces un cerdito en las fotos, rellenito, sonrosado y sin pelo, jaja. Quizás te cambie el nombre y en vez de perro, te llame cerdito, ¿Qué te parece?

.- Puede llamarme como usted quiera Ama

.- Así me gusta cerdito. Bueno, para dejar las cosas más claras y para que veas que soy un ama benévola, dime cuando puedes conectarte sin que tengas problemas con tu familia

.- Ama, puedo hacerlo todas las tardes, pero mi familia está por la casa. Los fines de semana por la mañana, aunque están mis hijos, mi mujer trabaja y no llega hasta la hora de la comida

.- Vale cerdito, conectaremos a esas horas. Ahora cuéntame las experiencias que has vivido siendo sumiso

.- Ama, lo siento pero no tengo ninguna experiencia

.- ¿No tienes experiencia?, cerdito me has defraudado, yo buscaba un sumiso con experiencia

.- Ama lo siento

.- Tengo que pensarlo cerdito, no sé si quiero tenerte como esclavo

.- Ama, por favor, la primera orden que me ha dado la he cumplido, seré un buen esclavo, se lo suplico, no me deje

.- ¿Tienes Skype cerdito?, dámelo

Le facilité mi Nick

.- Cerdito, esta noche lo pienso, si mañana contacto contigo, será porque te acepto como esclavo, sino, no se te ocurra enviarme nada, ¿entendido?

.- Si Ama, entendido

.- Cerdito, a las 8 de la mañana estate atento por si decido aceptarte, ¿queda claro?

.- Si Ama

Mi Ama dejó de enviarme mensajes. Me sentía desilusionado, como si el mundo se me cayera encima. Durante el resto de la tarde, no daba pie con bola, no tenía ganas de nada, mi mujer lo notó

.- ¿Qué te pasa?

.- Nada, es el calor y que estoy cansado

Esa noche dormí poco, di un montón de vueltas en la cama, nervioso por saber que pasaría al día siguiente. A las 7.30 me levanté, mi mujer ya se había marchado y los niños no saldrían de su habitación hasta pasadas las 11. Fui directamente al ordenador y me senté a esperar, mirando fijamente la pantalla de Skype.

8 de la mañana, 8.10, 8.15, nada, mi Ama no me había aceptado, de pronto, un mensaje entró en Skype

.- Hola cerdito

Me puse nervioso como un flan

.- Buenos días Ama

.- Cerdito, conecta la cam, quiero verte

Conecté la cam y mi imagen apareció en ella, desde ese momento, no era necesario escribir nada, podíamos hablar a través del micro

.- Cerdito, ya te veo. Levántate que quiero verte entero

Me puse en pie

.- ¿Pero que coño, que cojones haces con un pantalón?, ¿para que crees que te he ordenado que te depilaras?, quítatelo ahora mismo, me dijo bastante enfadada

Rápidamente, me quité el pantalón

.- Cerdito, ante mí siempre deberás estar desnudo, ¿queda claro?

.- Si Ama

.- Cerdito, estoy muy enfadada. Da unas vueltas que te vea por todas partes

Giré despacio, para que mi Ama pudiese verme completamente

.- Ya está bien cerdito

Paré de dar vueltas y fui a sentarme de nuevo

.- ¿Dónde vas cerdito?, no se te ocurra sentarte, ante mi te quiero arrodillado

Separé la silla de la mesa del ordenador y me arrodillé ante mi Ama

.- Cerdito, no se me ha pasado el enfado

.- Lo siento Ama, no volverá a ocurrir

.- Eso espero cerdito. Ayer me dijiste que no tienes experiencia sumisa, ¿verdad?

.- Si Ama, es verdad

.- Quizás sea mejor así, te moldeare a mi gusto. ¿Estás dispuesto a obedecerme en todo?

.- Si Ama, la obedeceré en todo

.- Cerdito, de momento vamos a estar unos días hablando por aquí, para ver como reaccionas, si lo haces bien, quizás quiera verte en persona

.- Gracias Ama, no la defraudaré

.- Eso espero cerdito. Según me dijiste, hoy es buen día para que estés conectado durante horas

.- Si Ama

.- ¿Te gusta el dolor cerdito?

.- Un poco Ama

.- Coge unas pinzas y te las pones en los pezones

.- Ama, las tengo en el patio

.- ¿Y?

.- Ama, si salgo así, pueden verme

.- Ese no es mi problema

Me levanté y, mirando primero por si había alguien que pudiese verme, salí al patio. Lo hice corriendo, cogí las pinzas y entré de nuevo, arrodillándome delante de mi Ama

.- Ama, ya las tengo

.- Póntelas

Me puse una pinza en caca pezón

.- Agarra las pinzas y tira de ellas, quiero ver tus pezones lo más estirados posible

Agarré las pinzas y comencé a tirar

.- Levántate, quiero ver si tu rabito se pone duro

Me levanté, dejando a la vista todo mi cuerpo. MI rabito comenzaba a levantarse

.- Cerdito, eso tenemos que solucionarlo, no quiero ver tu rabito tieso delante de mi. ¿Tienes cuerda?

.- Si Ama

.- Cógela

Tenía la cuerda en el patio, de nuevo tendría que salir desnudo, no quería decirle nada, para que no se enfadase. Salí corriendo, con las pinzas en los pezones, y cogí la cuerda, volví como el rayo

.- Ya la tengo Ama

.- Bien cerdito, quiero que ates tu rabito y tus huevos, lo más fuerte que puedas

Hice un nudo corredizo y lo pasé sujetando mi rabito y mis huevos, tiré fuerte, lo más fuerte que pude, hasta que solté un pequeño grito

.- Ahhhhhhh

.- Cerdito, aprieta bien fuerte

.- Si Ama

Seguí apretando, la sangre no circulaba por mi rabito y mis huevos, la enrollé unas cuantas veces e hice unos nudos para que no se soltara. Mi rabito no se apreciaba entre mis huevos, cualquier atisbo de excitación en él, había desaparecido

.- Así está mejor cerdito. Arrodíllate

Me arrodillé de nuevo

.- Ahora cerdito, quiero que me digas que es lo que quieres de mi

.- Ama, ser su esclavo, servirla en lo que me pida

.- ¿En todo lo que te pida?, ¿sin excepción?

.- Si Ama, sin excepción

.- Por ejemplo cerdito

.- Ama, hacerle la comida, limpiarle la casa, bañarla, servirle de asiento

.- ¿Me lamerías los pies cuando vuelvo de trabajar, para quitarme el sudor?

.- Si Ama, la descalzaré y lameré sus pies

.- Cerdito y si tengo visita en casa, ¿Qué harías?

.- Lo que usted me ordenase Ama

.- Cerdito, en mi casa deberías estar siempre desnudo y a mi disposición o a la de todos los que viniesen, deberías obedecerles a todos

.- Si Ama, lo haré

.- En todo momento deberías estar arrodillado y con la cabeza baja, sin mirarnos directamente

.- Lo haré Ama

.- Si a mí o a algún invitado mío, le apetece tener sexo contigo, deberás estar dispuesto, sea del sexo que sea

.- Estaré dispuesto Ama

.- Serás usado de la forma que más nos complazca, sin ninguna excepción

.- Si Ama

.- Comerás en el suelo, en la mesa nos sentamos las personas, los cerdos no

.- Entendido Ama

.- Deberás dirigirte a todos como Amo o Ama

.- Si Ama

.- Cuando yo o alguno de mis invitados, quiera ir al baño, le acompañaras y estarás a lo que disponga

.- Entendido Ama

.- Si después de mear, te pedimos que nos limpies, deberás hacerlo con la boca

.- Lo haré Ama

.- No me gusta la escatología ni la zoofilia, no te mandaremos nada de eso

.- Gracias Ama

.- Si en mi casa se practica sexo, deberás lamernos antes y después, sea quien sea

.- Si Ama

.- Sobre todo después, limpiarás las corridas de los chicos y chicas, así como sus pollas, coños o culos

.- Lo haré Ama

.- Cerdito, me voy a marchar. Mañana te quiero en mi casa, a las 8 de la mañana

.- Allí estaré Ama

.- Espera cerdito. Como seguramente estaré dormida, dejaré una llave al portero. Cuando entres, lo primero de todo es desnudarte, luego recoges la casa y preparas café para servírmelo cuando despierte

.- Entendido Ama

.- Otra cosa cerdito, duermo desnuda y suelo levantarme con muchas ganas de mear, quiero que sin decirte nada, me sigas al baño y lamas mi coño después de hacerlo, para dejarlo bien limpio

.- Así lo haré Ama

.- Cerdito, mañana te espero

.- Allí estaré Ama

.- ¿Y que más cerdito?

.- Ama, beso sus pies

Mi Ama no respondió a estas últimas palabras, cuando terminé de decirlas, cortó la conexión. Mis pezones seguían aprisionados por las pinzas y mis genitales atados por la cuerda. Me quité las pinzas, sintiendo un gran alivio, mis pezones estaban rojos y tiesos. Cuando aflojé la cuerda que ataba mi rabito y mis huevos, sentí un gran dolor al notar nuevamente la sangre correr por ellos. Mi rabito permanecía en reposo, la sugerencia de mi Ama había surtido efecto.