Voy a seguir haciendo deporte, porque me encanto aprender jugar al futbol rodeada de mis amigos. Ellos saben cómo hacerme pasar un buen rato

Después de la primera vez que les acompañe a que jugaran futbol, me quede con muchas ganas de volver, para mi suerte el viernes siguiente me volvieron a proponer ir con ellos, Juan ya me había avisado que iban a ir a las 7 pm a jugar para que esté lista, ya que era de noche me puse mi polo deportivo que tenia de la selección me lo doble para dejar a la vista mi cintura, y me puse una falda de vuelo bien corta debajo llevaba una tanga negra, estaba con ganas de pasarla bien, llego las 7 y salí para encontrarme con todos, cuando me vieron se quedaron fijamente viéndome de los pies a la cabeza lo cual indicaba que les había gustado.

Llegamos y ya estaban los otros chicos con quienes iban a jugar, los cuales también me quedaron viendo, se pusieron a jugar bueno al final terminaron quedando iguales, les empecé a fastidiar diciendo que para eso me hacen venir, quiero ver goles les decía. Todos me decían si amiguita el próximo partido les ganamos pero debes apoyarnos más, entonces antes de que empiecen a jugar el siguiente partido se acercaron a mi alrededor e hicieron una barra ya que todos estábamos juntos sentí lo que tanto querían y sentí algunas manos en mi colita, entonces se fueron a jugar por ratos les hacía barra, al final si terminaron ganando al otro equipo.

Entonces me decidí a animarlos más a los chicos, le dije Luis quiero aprender a dominar la pelota se me acerco y me indico que debía hacerlo despacio obviamente se me caía siempre la pelota pero en el intento alzaba la pierna y dejaba ver mi tanga, entonces intente dominar la pelota con la rodilla como había visto alguna vez, para lo cual pude hacer 2 dominadas pero tenía que alzar mucho más la pierna, ahora si podían ver toda mi tanga incluso se alzaba un poco la parte atrás dejando ver mi colita, – yo le decía Luis me ha salido mejor con la rodilla me puedes decir cómo hacerlo mejor? – entonces me indico como debía levantar la rodilla hasta que altura – no me sale, pon tu mano hasta donde debo llegar cosa que así sabré como hacerlo dije – entonces bien bueno puso su mano encima de mi pierna y cada vez que la levantaba me tocaba la pierna, mientras todos seguían viendo mi tanguita.

Entonces Juan se acercó también y me dijo para que te salga mejor debes mantener la espalda recta cada vez que alzas la pierna, entonces le vi fijamente a los ojos le sonreí y le dije haber Juancito ayúdame no sé cómo hacer eso, para no doblarme mientras levanto la pierna, entonces se puso detrás de mí y me dijo inténtalo para ver que tanto te doblas, trate de dominar la pelota y me dijo – sí que te doblas mucho te agarrare para que tengas una idea de comer tener la postura – entonces se puso detrás de mí, me estaba punteando y me dijo haber levanta práctica, entonces cada vez que levantaba las piernas chocábamos aún más y podía sentir más su paquete (pene para ser más específica) entonces me agarro de las caderas según el tratando de ayudarme y me decía vez así es la posición, mientras todos los demás nos miraban, era un gusto la punteada que me estaba dando, decidí seguir calentándolos como Juan me tenía agarrada de la cintura me doble simulando amarrar mi zapatilla para lo cual se le puso más dura y me punteaba con más ganas, incluso mi falda se levantó un poco para lo cual se notaba toda mi tanga, me levante y le dije gracias Juancito por la ayuda me sirvió de mucho.

Luego de eso nos pusimos a hablar entre bromas insinuaban cosas, entonces Renzo dijo para ir a su casa a tomar algo o pasar el rato todos, yo les dije chicos de paso también me pueden enseñar algunas cosas para jugar mejor, todos dijeron con gusto amiga, ya veremos y nos fuimos con rumbo a su casa.